Los analistas recomiendan cobrar el dividendo del Santander en acciones

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los analistas consultados por EL BOLETÍN consideran que la mejor opción para los accionistas de Banco Santander es cobrar el dividendo que se pagará el próximo 1 de noviembre en acciones en vez de en efectivo. Según han señalado, los títulos de la entidad, que ya han subido alrededor de un 70% este año en Bolsa, continuarán teniendo un comportamiento positivo en lo que queda de año. Los analistas consultados por EL BOLETÍN consideran que la mejor opción para los accionistas de Banco Santander es cobrar el dividendo que se pagará el próximo 1 de noviembre en acciones en vez de en efectivo. Según han señalado, los títulos de la entidad, que ya han subido alrededor de un 70% este año en Bolsa, continuarán teniendo un comportamiento positivo en lo que queda de año.

Las acciones podrían acabar 2009 en un precio de entre 12 y 12,50 euros, por encima de los 10,93 euros con que cerró ayer. En la jornada de hoy, las acciones de Santander abrían con avances superiores al 3%.

Otro punto a favor de la retribución en acciones es que los bancos no cobran comisiones por este servicio, mientras que si el pago es en efectivo sí, dependiendo la cuantía según la entidad. Asimismo, la fiscalidad también es favorable si se opta por recibir el dividendo en acciones, ya que, aunque la tributación es la misma (18%), en el caso de recibir el pago en efectivo la retención es inmediata, y con la retribución en acciones se aplaza hasta el momento en que el accionista se desprenda de los títulos, que puede haber vendido a un precio superior al inicial.

El Banco Santander ha comunicado hoy a la CNMV que emitirá un máximo de 89,62 millones de acciones para atender a las peticiones de aquellos accionistas que deseen cobrar en títulos el segundo dividendo a cuenta de los resultados del banco. Para recibir una acción nueva, serán necesarios 91 derechos de asignación gratuita; la entidad pagará cada derecho a los accionistas que deseen cobrar en efectivo a 0,12 euros brutos.

El accionista podrá elegir entre tres opciones. Por un lado, podrá seguir recibiendo su dividendo en efectivo y vender sus derechos al Santander a un precio fijo bruto de 0,12 euros por título. También puede elegir vender los derechos en el mercado y, por último, pueden recibir las acciones liberadas que les correspondan, en una cantidad que dependerá de la cotización que tengan en ese momento.

Los minoritarios que quieran seguir cobrando el dividendo en efectivo tendrán que comunicárselo expresamente al banco donde tengan depositados los títulos, el cual, si no recibe esta comunicación, entenderá “por defecto” que el interesado prefiere el pago en acciones y aplicará esta opción en el futuro.

Asimismo, la entidad fija en 44,81 millones de euros el importe máximo del aumento de capital con cargo a reservas voluntarias procedentes de beneficios no distribuidos, que fue aprobado por la Junta General de Accionistas celebrada el pasado 19 de junio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA