Latinoamérica reduce su exposición a los especuladores financieros internacionales

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La agencia Fitch Ratings ha estimado en un informe que los países de Latinoamérica logren cubrir gracias al mercado doméstico, el 91% del total de sus requerimientos de deuda, frente a otras épocas en las que eran totalmente dependientes del dinero de los especuladores extranjeros. Por ello las subastas de los mercados internacionales se mantendrán en los 18.000 millones de dólares en 2012, el 4% de sus necesidades totales de financiación. La agencia Fitch Ratings ha estimado en un informe que los países de Latinoamérica logren cubrir gracias al mercado doméstico, el 91% del total de sus requerimientos de deuda, frente a otras épocas en las que eran totalmente dependientes del dinero de los especuladores extranjeros. Por ello las subastas de los mercados internacionales se mantendrán en los 18.000 millones de dólares en 2012, el 4% de sus necesidades totales de financiación.

Los gobiernos latinoamericanos deberán emitir bonos por valor de 411.000 millones de dólares (312.336 millones de euros) en 2012 para financiar su déficit y devolver la deuda que acumulan. La agencia Fitch ha concretado que esta cifra supone el 7,6% del producto interior bruto (PIB) de la región, lo que supone un descenso del 0,5% con respecto a la necesidad de financiación del 8,2% del PIB que presentaron en 2011.

Según los expertos, los inversores de los mercados emergentes apuestan por la deuda de los países latinoamericanos, que presentan unos balances de cuentas más estables, con unos niveles de deuda relativamente bajos y buenas políticas macroeconómicas. Esta región es, de los mercados emergentes, la que tiene una menor necesidad de financiación, según afirma Fitch.

En un momento en que los bancos europeos y estadounidenses tienen que lidiar con los problemas derivados de la crisis de deuda, esta necesidad de financiación supone una oportunidad para los bancos locales que deben hacerse cargo de la colocación.

De entre todos los países de la región, son Chile y Perú los que tienen unas menores necesidades de financiación, de apenas un 2% de su PIB. Otros dos países, Brasil y México, representan por sí solos el 72% de las necesidades totales de Latinoamérica, aunque, según matiza la agencia, su capacidad para cubrir esa deuda en los mercados locales reduce su riesgo de financiación.

Sin embargo, Fitch indica que, pese a su capacidad de financiación, existen riesgos. La volatilidad en los precios de las materias primas podría ser problemática para los países que depende de la exportación de estos productos, y un deterioro de la deuda de crisis en la zona euro o cualquier signo de debilidad en la economía de EEUU podría hacer mella en las condiciones económicas de la región.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA