La privatización de Pemex divide a la izquierda mexicana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El partido líder de la izquierda mexicana, el PRD, se encuentra dividido por la reforma de Pemex, que supone la privatización de la compañía. El presidente del país, Enrique Peña Nieto, señaló que el tema se había tratado dentro del Pacto Por México, que cuenta con la participación de la formación de izquierdas, sin embargo, voces del PRD ya se han mostrado en contra de la propuesta. El partido líder de la izquierda mexicana, el PRD, se encuentra dividido por la reforma de Pemex, que supone la privatización de la compañía. El presidente del país, Enrique Peña Nieto, señaló que el tema se había tratado dentro del Pacto Por México, que cuenta con la participación de la formación de izquierdas, sin embargo, voces del PRD ya se han mostrado en contra de la propuesta.

La reforma a Pemex incluirá “los cambios constitucionales necesarios para dar certidumbre a los inversionistas privados” aseguró Peña Nieto en una entrevista al Financial Times, a lo que añadió que para llevarla a cabo se habían firmado medidas con los partidos del Pacto Por México, del que forma parte el PRD.

Ante estas palabras del mandatario, el exalcalde de la ciudad de México, Marcelo Ebrard, reclamó en unas declaraciones al diario español El País la realización de un congreso del PRD para que su presidente, Jesús Zambrano, informe de los acuerdos a los que hizo referencia el presidente.

“Anda como borracho de cantina, por debajo de las meses y preguntando qué me miras para lograr pleito con alguien que ni siquiera quiere pleito” le contestó Zambrano. En la pugna también ha entrado Jesús Ortega, que forma parte del consejo rector del Pacto por México. “El PRD debe alejarse del extremismo neoliberal que todo quiere privatizar y del extremismo neoizquierdista que nada quiere que cambie”, señaló en su perfil de Twitter.

A pesar de ello, según recoge la prensa mexicana. Zambrano sostiene que en el PRD y en la izquierda mexicana no hay división respecto a la defensa del petróleo, aunque sí reconoce “hay algunas diferencias por percepciones distintas de un mismo tema”.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA