La muerte de tres detenidos en dependencias policiales pone en un aprieto a Chávez

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha anunciado hoy la detención de cuatro miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Están acusados de la muerte de tres detenidos, Williams Nazareth Pérez, de 27 años de edad, Pedro Cipriano Rivero, de 32, y Rubén Arnal, de 33, en los calabozos de detención de El Rosal. El tema ha tenido una gran repercusión en la opinión pública venezolana. Tal vez por eso, Chávez ha aprovechado su primera aparición en televisión después de una semana para arremeter contra EEUU. La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, ha anunciado hoy la detención de cuatro miembros del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). Están acusados de la muerte de tres detenidos, Williams Nazareth Pérez, de 27 años de edad, Pedro Cipriano Rivero, de 32, y Rubén Arnal, de 33, en los calabozos de detención de El Rosal. El tema ha tenido una gran repercusión en la opinión pública venezolana. Tal vez por eso, Chávez ha aprovechado su primera aparición en televisión después de una semana para arremeter contra EEUU.

Los detenidos habían sido apresados en el marco de la «Operación Cangrejo», la semana pasada. Dos funcionarios ya han sido detenidos vinculados con las muertes y otro, el jefe de Capturas del Cicpc, Rafael Caicedo, se encuentra prófugo. La Fiscalía les imputan son Tratos Crueles, Quebrantamiento de Tratados Internacionales y Omisión del Socorro, señaló Ortega Díaz.

La cuestión ha levantado fuertes críticas por el modo de proceder de la policía venezolana. Tal vez por eso el presidente venezolano ha respondido hoy, en esta ocasión por televisión después de hacerlo por Twitter, a las sanciones que EEUU impuso a Petróleos de Venezuela (PDVSA) por enviar petróleo a Irán. Chávez ha asegurado que tiene “bajo la manga y bajo la mesa infinidad (de medidas), pero no hemos jugado ni una carta”. Por el momento, el Gobierno chavista estudia las herramientas jurídicas para revertir las sanciones, que considera un acto contra la soberanía nacional.

“Nuestras futuras acciones dependerán de los pasos que ellos sigan dando, si es que los siguen dando» ha asegurado el mandatario, que avanza así la reacción de su Gobierno a la prohibición, por parte de EEUU a PDVSA, de acceder a contratos que dependan de la administración de dicho país. «Estamos haciendo todos los estudios jurídicos, técnicos, operativos y financieros, tomando medidas de precaución, porque el imperio decidió dar el primer paso, ahora verán qué van a hacer. Ellos son los que tienen la iniciativa. Nosotros somos David, ellos son Goliat», aseguró.

Chávez considera que las sanciones contra la petrolera nacional son una amenaza directa a la soberanía petrolera del país. «Es una amenaza ya concretada. Se agrede a una Revolución, a una empresa, a la petrolera venezolana, a una de las más grandes del mundo, la del país con las más grandes reservas petroleras del mundo, a un país, Venezuela, que ya ha sido agredida una y un millón de veces», enfatizó, mientras que aseguró que su Gobierno ha dado una respuesta política “muy fuerte” ante las mismas.

El pasado lunes, miles de seguidores del mandatario así como trabajadores de la petrolera estatal mostraron su contrariedad por las sanciones en varias manifestaciones de repulsa por todo el país. Entonces, el ministro del Deporte, Héctor Rodríguez, «EEUU no tiene moral para decirle a Venezuela con quién debe relacionarse». El Gobierno chavista está aprovechando el incidente con el gigante norteamericano para enfervorecer el sentimiento nacionalista en el país.

El gobernador de la región de Miranda, Henrique Capriles Radonski, uno de los principales candidatos a encabezar a la oposición venezolana en las elecciones presidenciales que deben celebrarse en 2012, dio su apoyo esta semana al Gobierno en contra de las sanciones. Ha sido muy criticado por ello, algo que hace ver la profunda división que vive el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA