La marginación de las mujeres en el mercado laboral, asignatura pendiente de México y Chile

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Uno de los mayores problemas de México y Chile es la marginación de las mujeres en el mercado laboral. Muchas de ellas deciden abandonar sus estudios o sus trabajos para ocuparse de la familia, lo que repercute en el alto número de jóvenes que ni estudian ni trabajan en estos países. Uno de los mayores problemas de México y Chile es la marginación de las mujeres en el mercado laboral. Muchas de ellas deciden abandonar sus estudios o sus trabajos para ocuparse de la familia, lo que repercute en el alto número de jóvenes que ni estudian ni trabajan en estos países.

Un informe sobre educación realizado por la Organización para la cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha advertido que tanto en México como en Chile una amplia proporción de mujeres “sólo se dedica a criar a la familia”. La desigualdad a la hora de llevar las riendas del hogar ha desembocado en la marginalidad de las mujeres dentro del panorama laboral.

Y esto a llevado a México y Chile ha encabezar la lista de países miembro de la OCDE con mayor número de ‘ni-nis’, como se denomina a aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan. Según el estudio del organismo, en la nación centroamericana, el número de mujeres que no se encontraba ni empleada ni recibiendo educación académica en 2011 triplicaba al de hombres, con un porcentaje del 37,8% frente al 11%.

Para hacer frente a esta situación la OCDE apuesta por la formación académica de calidad. Sin embargo el organismo es optimista con estos países ya que México es el país que más dinero invierte en educación en relación con el gasto público total, mientras que Chile se encuentra cuarto lugar.

El informa también alerta de que en estas dos naciones las tasas de desempleo son más altas para aquellos que tienen un nivel educativo universitario frente a quienes cuentan sólo con estudios básicos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA