La llegada de Slim a Gas Natural la salva de las caídas en la Bolsa española

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El magnate mexicano Carlos Slim vuelve a cruzar el charco. Esta vez, la compañía elegida para su última inversión transatlántica ha sido Gas Natural, en la que se habría hecho ya con una participación cercana al 0,5% de su capital. El magnate mexicano Carlos Slim vuelve a cruzar el charco. Esta vez, la compañía elegida para su última inversión transatlántica ha sido Gas Natural, en la que se habría hecho ya con una participación cercana al 0,5% de su capital. El desembarco del hombre más rico del mundo en la gasista catalana la ha salvado con alzas de hasta el 1,5% del retroceso del Ibex este miércoles.

La apuesta de Slim podría incluso ampliarse al 3% de Gas Natural, según recoge este miércoles el diario Expansión. Este posible incremento de posiciones quedaría a discreción del mexicano, que habría suscrito una opción de compra para ampliar su hipotética actual participación hasta en cinco veces. Sin embargo, esta probabilidad ha sido acogida con cierta indiferencia por parte de los inversores.

Esta ausencia de euforia se debe a que, según publica el rotativo, esta opción de compra sería sobre acciones de CaixaBank, dueña de un 36,7% del capital de Gas Natural en la actualidad. De la hipotética operación, por tanto, se quedarían fuera el resto de inversores de la gasista, razón por la cual algunas fuentes financiera llegan incluso a apuntar a un cierto malestar en el seno de la petrolera Repsol, titular de un 31% de la catalana.

En la cartera de participaciones de CaixaBank también figura hoy por hoy un 20% de Inbursa, el brazo financiero del imperio empresarial de Carlos Slim; si bien la entidad catalana ha anunciado recientemente la posibilidad de deshacerse de parte de este paquete para obtener liquidez. Por su parte, Inbursa se hizo con el 15% de la filial mexicana de Gas Natural cuando la matriz española procedió a su venta en el año 2008.

Al ecuador de las negociaciones de este miércoles, el volumen de negociación en Gas Natural se mantenía en línea con su media, síntoma del escaso entusiasmo que generaba la operación. Además, el hecho de no alcanzar un 3% del capital y no tener que declarar posiciones al mercado ni al supervisor también sembraba dudas entre algunos gestores. Morgan Stanley, Bankia y Banco Mediolanum dirigían las compras, mientras que la propia CaixaBank, el Santander y BBVA hacían lo propio en ventas.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA