La “ley de quiebras” colombiana anima a los “morosos”

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Declararse insolvente o en quiebra en Colombia ya no es una catástrofe, pues la nueva ley de quiebras supone el punto de partida para sanear las finanzas personales o las del hogar. Declararse insolvente o en quiebra en Colombia ya no es una catástrofe, pues la nueva ley de quiebras supone el punto de partida para sanear las finanzas personales o las del hogar.

La nueva norma que entra hoy en vigor (la también conocida como Ley de Insolvencia) da a las personas naturales la posibilidad de llegar a un acuerdo de pago con sus acreedores.

Después de varias idas y venidas, el congresista Simón Gaviria, autor de la iniciativa, ha vuelto a insistir al Gobierno para que la incluyera dentro del nuevo Código General del Proceso, recientemente sancionado por el presidente Santos, que simplifica y acelera las demandas entre particulares.

A esta nueva posibilidad podrán acogerse quienes incumplan dos o más obligaciones a favor de dos o más acreedores por más de 90 días. Para evitar los excesos, se podrá solicitar una vez cada cinco años. Banqueros, empresarios y autoridades coinciden en que es una herramienta que traerá beneficios y facilitará a las personas el pago de sus obligaciones.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA