La frontera entre Argentina y Bolivia, punto caliente del tráfico de dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La frontera entre Argentina y Bolivia está que arde, el tráfico de dólares entre ambos países debido a las restricciones de Cristina Fernández de Kirchner a la compra de dólares en Argentina se ha convertido en una práctica de lo más popular. La frontera entre Argentina y Bolivia está que arde, el tráfico de dólares entre ambos países debido a las restricciones de Cristina Fernández de Kirchner a la compra de dólares en Argentina se ha convertido en una práctica de lo más popular.

De esta manera, son muchos los argentinos que han hecho sus demandas de dólares en las casas de cambio de La Paz y Santa Cruz (Bolivia) y todo apunta (según varias fuentes cercanas al asunto) a que esto se debe a la cercanía de las fiestas navideñas.

La presidenta de la Asociación de Giros y Casa de Cambio de Santa Cruz, Brenda Pacheco, ha asegurado que la ampliación de la demanda de moneda estadounidense tiene que ver con “la necesidad de dólares que tiene el público para llevarlos a Argentina”. Ha señalado también que algunos comerciantes están comprando dólares para venderlos en las provincias argentinas de Salta, Jujuy y en la ciudad de Buenos Aires”.

Por su parte, el propietario de la casa de cambio de Chiche de Santa Cruz, Jorge Saavedra, ha señalado que hay más demanda que oferta, pues del “total de las ventas de dólares que se hace, el 60% los requieren argentinos que están comprando moneda debido a la restricción a la venta de dólar en su país”.

Mientras que Ernesto del Barco, el presidente de la Asociación de Casas de Cambio de la Paz, ha considerado que es “habitual que el último trimestre del año aumenta la demanda del billete verde porque las empresas importadoras y los comerciantes necesitan la moneda para importar sus productos para las fiestas de fin de año”.

Fue en octubre del año pasado cuando comenzaron a ampliarse los requisitos para comprar dólares en Argentina, para así frenar la fuga de capitales que castiga al país presidido por Cristina Fernández. En aquel momento fueron 3.500 millones en dólares estadounidenses los que dijeron adiós a Argentina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA