La Cumbre Iberoamericana impulsa la renovación de estos foros ante el deslucido encuentro en Panamá

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La XXIV Cumbre Iberoamericana celebrada este fin de semana en Panamá ha puesto de manifiesto el deterioro de estos encuentros. La mitad de los 22 jefes de Estado faltaron a la cita, por lo que desde el propio foro se ha llamado a una renovación. El primer cambio ya se ha acordado: las reuniones pasarán a ser bienales. La XXIV Cumbre Iberoamericana celebrada este fin de semana en Panamá ha puesto de manifiesto el deterioro de estos encuentros. La mitad de los 22 jefes de Estado faltaron a la cita, por lo que desde el propio foro se ha llamado a una renovación. El primer cambio ya se ha acordado: las reuniones pasarán a ser bienales.

Ante la evidencia de que cada vez cuesta más reunir a los mandatarios, los líderes acordarán pasar la periodicidad de sus citas a cada dos años después de la que se realice en 2014 en México, para establecer una alternancia con los encuentros de Latinoamérica con la Unión Europea.

Y es que las ausencias de los presidentes de Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Bolivia, Perú, Cuba, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Guatemala centraron la atención del encuentro. Han puesto de manifiesto el desinterés de los países latinoamericanos en estas reuniones anuales.

Por ello, la necesidad de dar un nuevo impulso al sistema iberoamericano fue el mensaje unánime de los protagonistas de la XXIII Cumbre Iberoamericana, según informa Efe. En Panamá se ha lanzado una hoja de ruta para hacer reformas de calado en el sistema actual que aporten eficacia a la cooperación y a la complementariedad de sus economías.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA