La condena contra Rubén González deja al descubierto la situación de los sindicatos en Venezuela

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El sindicalista Rubén González, líder gremial de la empresa estatal FERROMINERA Orinoco, ha sido condenado hoy a 7 años y 6 meses de prisión por su participación en una huelga, en la que los trabajadores reclamaban derechos laborales. Placido Mundarai, Secretario General de la Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela, en declaraciones a Americaeconomica.com, ha solicitado la libertad del trabajador y ha recordado que la Organización Internacional del Trabajo ha denunciado la falta de libertades sindicales en Venezuela. El sindicalista Rubén González, líder gremial de la empresa estatal FERROMINERA Orinoco, ha sido condenado hoy a 7 años y 6 meses de prisión por su participación en una huelga, en la que los trabajadores reclamaban derechos laborales. Placido Mundarai, Secretario General de la Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela, en declaraciones a Americaeconomica.com, ha solicitado la libertad del trabajador y ha recordado que la Organización Internacional del Trabajo ha denunciado la falta de libertades sindicales en Venezuela.

González cuenta aun con posibilidad de revertir la sentencia en un nuevo alegato de su inocencia. Sin embargo, por el momento ha sido sentenciado por los delitos de agavillamiento, restricción del derecho al trabajo, cierre de vías, instigación a delinquir y violación de las zonas de seguridad. El dirigente sindical ha permanecido detenido en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional desde el 24 de septiembre de 2009, tras su participación en la organización de una que paralizó las operaciones de la sede de Ferrominera en Ciudad Piar por más de dos semanas, por el contrato colectivo.

Placido Mundaria ha defendido el derecho “de González a patrocinar la huelga. No es ilegal y el Estado debe respetar el derecho de los trabajadores y la libertad sindical. Esta sentencia va en contra de los Derechos Humanos y es la muestra de cómo el Gobierno de Chávez está acosando a los trabajadores.” El presidente de CODESA ha explicado que Ferrominera es una empresa básica de la minería venezolana y ha recordado que paso a ser publica tras ser nacionalizada.

El Comité de Libertad Sindical (CLS), de la Organización Internacional del Trabajo, publicó hace escasamente tres semanas un informe que, en su página 270, denunciaba la falta de libertad sindical en el país. El informe asegura que González fue detenido “por haber encabezado una protesta reclamando el cumplimiento de compromisos establecidos en la convención colectiva y que la empresa ha dejado de cumplir. El caso causó escándalo en la ciudad, y controversias entre jueces, por tratarse del secretario general de un sindicato, un dirigente de larga trayectoria, que sólo cumplió con su responsabilidad sindical.”

En esas mismas páginas, sobre la situación del sindicalismo en el país, la organización internacional considera, entre otras cosas, que para el Gobierno de Hugo Chávez “la criminalización de la protesta se ha convertido en una respuesta sistemática del Estado ante cualquier manifestación pública que no sea de su agrado. Es larga la lista de trabajadores y dirigentes sindicales que han sido víctimas de esa actitud estatal, sin precedentes en el país.”

Mundaria incide en esta cuestión. Según el Secretario General de CODESA considera que “el Gobierno solo tiene en cuenta a las centrales sindicales que les son afines, esto es el Frente bolivariano de Trabajadores y UNETE. El sindicalismo venezolano vive una situación compleja”, y recuerda “los asesinatos de sindicalistas en el sector de la construcción.

• Informe de la OIT sobre el Caso de Ruben Gonzalez

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA