Juan Manuel Santos destapa un megacaso de corrupción en la salud pública de Colombia

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Colombia compareció ante la población, acompañado de los miembros de su gabinete, para denunciar un caso de corrupción en la salud pública que podría haber costado al país cerca de 4,5 billones de pesos (1,7 millones de euros). Cinco personas han sido detenidas por su presunta participación en la venta en el mercado negro de medicamentos financiados por el Estado. El presidente de Colombia compareció ante la población, acompañado de los miembros de su gabinete, para denunciar un caso de corrupción en la salud pública que podría haber costado al país cerca de 4,5 billones de pesos (1,7 millones de euros). Cinco personas han sido detenidas por su presunta participación en la venta en el mercado negro de medicamentos financiados por el Estado.

“Nos enfrentamos a enemigos muy poderosos”, aseguró Santos en mitad de un anuncio en el que explicó que, las 5 personas detenidas el pasado sábado, entre ellas un ejecutivo de la EPS Sanitas y una alta funcionaria del Ministerio de la Protección, es apenas la punta del iceberg de un desfalco que supera los 4,5 billones de pesos (1,7 millones de euros) -según cuentas de la Policía- y en el que están implicadas centenares de personas.

Acompañado de las cabezas de los organismos de control e investigación, y del ministro de la Protección, Mauricio Santa María, Santós aseguró que su gobierno será «implacable en castigar a los responsables de estos hechos, sean quienes sean» y adelantó que «esto va a llegar muy lejos».

Tal y como lo explicó el mandatario colombiano, el robo se habría producido, según las investigaciones realizadas hasta el momento, en el servicio de recobros en el sistema de salud estatal, es decir, los servicios y medicamentos que no están cubiertos por el Plan Obligatorio de Salud (POS), pero que se autorizan y son asumidos por el Estado, a través del Fosyga. El gasto en este concepto pasó de los 300.000 millones de pesos (112.576 euros) en el 2007 a los 2,4 billones el año pasado.

Hace mes y medio, por la denuncia de un ciudadano, la Policía empezó a seguir a las personas detenidas, que habrían participado en irregularidades por cerca de 30.000 millones de pesos. Pero, como lo destacó Santos, apenas se ha revisado el 10% de uno de los diez frentes de investigación abiertos: el de la intermediación para los recobros (el trámite que se surte entre los reclamos de las EPS y el pago en el Fosyga).

La Policía y la Fiscalía analizan la información de cerca de 10.000 folios y de ordenadores que se recuperaron hace dos meses en uno de los nueve allanamientos realizados en mitad de la investigación.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA