Iberia gana peso en la fusión con British Airways

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Iberia ha conseguido mejorar su posición en la integración con British Airways. Ambas compañías negocian una fusión “entre iguales”, en la que la ecuación de canje del nuevo grupo será previsiblemente del 45% para la española y de un 55% para la británica. Iberia ha conseguido mejorar su posición en la integración con British Airways. Ambas compañías negocian una fusión “entre iguales”, en la que la ecuación de canje del nuevo grupo será previsiblemente del 45% para la española y de un 55% para la británica.

Un reparto que difiere del que se barajó en un principio. Tras más de un año desde que se anunciara, los pasos para la fusión Iberia-British Airways han seguido por un camino tortuoso en el que los principales escollos para el éxito de la operación han sido el fondo de pensiones de la británica (que acumula ya un déficit de 2.100 millones de libras (3.100 millones de euros) y las discusiones sobre la ecuación de canje.

Hace un año, British valía más que la compañía española en términos de cotización bursátil, lo que llevó a plantear un canje del 60% para la compañía británica y del 40% para Iberia, pero la situación cambió radicalmente a raíz de la revalorización de los títulos de la aerolínea española en Bolsa, a pesar de que British se había resistido a no ceder posiciones respecto al peso inicial.

Según el porcentaje actual, Caja Madrid, primer accionista de Iberia con el 22% del capital, será el primer inversor de la línea aérea con un 10,3% del accionariado. El segundo accionista de la empresa será el fondo británico Invesco con un 6%, mientras que Blackrock ostentará un 5%. El Corte Inglés controlará 1,4% y la Sepi, un 2,3%

Hasta el momento, ambas compañías sólo han querido relevar el canje de la fusión, pero algunos medios como The Times o Sky News avanzaron esta mañana que Antonio Vázquez será el presidente del futuro grupo. En representación de British Airways, Willie Walsh, su consejero delegado, ocupará el mismo puesto en un nuevo consejo en el que ambas empresas tendrán el mismo número de representantes.

La sede también suscitó controversias entre ambos grupos, pero finalmente parece que podrían haber llegado a un acuerdo para que la financiera se sitúe en Londres, mientras que la sede operativa se encuentre en Madrid. Pero no todo está decidido. Iberia ha reiterado en dos comunicados a la CNMV que “ninguna decisión se ha tomado hasta el momento y no hay garantías de que la transacción se lleve a cabo”. La llegada en julio de Antonio Vázquez a la presidencia de Iberia ha sido decisiva para que las negociaciones tomaran impulso.

La experiencia de ex presidente de Altadis en este tipo de negociaciones ya quedó plasmada hace diez años. La compañía Tabacalera que en aquella fecha presidía César Alierta y de la que era consejero Vázquez consiguió hacerse con el control de la francesa Seita, a pesar de que en un principio era la gala la que partió con más poder en la operación.

La avalancha de rumores e informaciones que se sucedieron a lo largo de toda la jornada provocaron que las acciones de Iberia se llegaran a disparar un 12%. Los títulos de British Airways subieron un 7%.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA