Humala promoverá la “unificación” de Perú y Bolivia en una sola nacionalidad

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ollanta Humala, el presidente electo de Perú que asumirá su cargo a finales de julio, ha mostrado su disposición en Bolivia, donde está de visita oficial, de favorecer la “unificación de una sola nacionalidad” entre ambos países. El recién elegido mandatario se mostró convencido de la necesidad de empoderar a los miembros de los pueblos originarios, porque “la pobreza no es genética, como están comenzado a pensar algunos, sino que es una cuestión de oportunidad”. Ollanta Humala, el presidente electo de Perú que asumirá su cargo a finales de julio, ha mostrado su disposición en Bolivia, donde está de visita oficial, de favorecer la “unificación de una sola nacionalidad” entre ambos países. El recién elegido mandatario se mostró convencido de la necesidad de empoderar a los miembros de los pueblos originarios, porque “la pobreza no es genética, como están comenzado a pensar algunos, sino que es una cuestión de oportunidad”.

Humala, que recordó a los líderes indígenas que combatieron contra los españoles por la liberación de sus pueblos, hizo partícipe a Evo Morales, presidente boliviano junto al que había disfrutado de un almuerzo popular, de un proyecto de reunificación de las nacionalidades aimaras, quechuas, aguarunas y guambizas, que comparten, todas ellas la zona de “Andinoamérica”.

El presidente electo de Perú ahondó en las líneas políticas que, con toda probabilidad, van a marcar su mandato. Agregó que los gobernantes tienen un compromiso con los pobres y no con los poderes económicos, por lo que tienen que servir al pueblo y actuar con sensatez y humanidad. “Eso es lo que hoy mandan los pueblos latinoamericanos, por eso estoy recorriendo como presidente electo la región sudamericana, llevando este mensaje de unidad”, señaló.

Su discurso, que venía siendo moderado en los encuentros que ha mantenido, entre otros, con Dilma Rousseff en su reciente visita a Brasil, parece haber virado hacia una izquierda más pronunciada al llegar a Bolivia. En esta segunda parte de la gira que está realizando por los países latinoamericanos, las siguientes escalas deben llevarle hasta Colombia, Ecuador y Venezuela. El hecho de haber iniciado la primera parte de la gira en Brasilia, y no en Caracas como se especulaba, ha hecho mejorar su aceptación popular. Muchos consideran ahora que este hecho, el orden de sus visitas, marca también el orden de sus preferencias políticas.

A su regreso a Perú, una vez iniciado su mandato, Humala deberá enfrentar más de 200 conflictos sociales, según un recuento de la Defensoría. Entre los más importantes, por su prolongación en el tiempo, se encuentra el que mantiene a miles de indígenas en protesta por la instalación de mineras extranjeras y nacionales en la provincia de Puno.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA