Humala, con altos índices de popularidad, inicia una gira para fortalecer la CAN

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El recientemente electo como presidente de Perú, Ollanta Humala, se prepara para comenzar una ronda de visitas a Ecuador, Colombia y Bolivia, lo que supone un espaldarazo para la maltrecha Comunidad Andina de Naciones (CAN). El hecho de que Humala cuente, dos semanas después de las elecciones, con un 80% de apoyo entre los peruanos, no hace sino reforzar el carácter simbólico de su periplo. La CAN está atravesando tiempos complicados desde que en 2006 Venezuela decidiera abandonar su seno, y Humala había declarado en varias ocasiones su deseo de apoyar su recuperación como organismo supranacional en la región. Ahora, con la gira que emprende esta semana, pone la primera piedra para la consecución de ese objetivo. El recientemente electo como presidente de Perú, Ollanta Humala, se prepara para comenzar una ronda de visitas a Ecuador, Colombia y Bolivia, lo que supone un espaldarazo para la maltrecha Comunidad Andina de Naciones (CAN). El hecho de que Humala cuente, dos semanas después de las elecciones, con un 80% de apoyo entre los peruanos, no hace sino reforzar el carácter simbólico de su periplo. La CAN está atravesando tiempos complicados desde que en 2006 Venezuela decidiera abandonar su seno, y Humala había declarado en varias ocasiones su deseo de apoyar su recuperación como organismo supranacional en la región. Ahora, con la gira que emprende esta semana, pone la primera piedra para la consecución de ese objetivo.

“En términos generales va a fortalecer la Comunidad Andina de Naciones, a eso apunta su interés principal, de no dejar que sea el Mercosur únicamente el eje comercial que domina la subregión, sino que la CAN cumpla su papel”, ha declarado el analista Ernesto Velit a la agencia de noticias peruana Andina. El primer país que visitará Humala será Bolivia, donde se reunirá con su homólogo boliviano, Evo Morales, para almorzar y tratar temas de interés bilateral.

El electo presidente peruano ya ha tenido ocasión de reunirse con otros jefes de Estado, como los de Uruguay, Chile, Argentina, Brasil y Paraguay. La búsqueda de una legitimidad regional que le otorgue estabilidad y aleje los fantasmas de intervensionista e inestable que proyectaban sobre él algunos medios peruanos también se encuentra tras la visita. Humala viaja con su mujer, Nadine Heredia, y tras Bolivia se dirigirá a Colombia y Venezuela.

La gira supone una buena noticia para la últimamente maltrecha Comunidad Andina de Naciones (CAN). Humala ha hecho público en varias ocasiones su deseo de fortalecer los vínculos que unen al organismo supranacional (formado por Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú), muy cuestionado en los últimos meses y tocado tras la salida de Venezuela en 2006. La actitud de Humala supone un balón de oxígeno para la CAN, lo que se une a los buenos resultados económicos que ha arrojado el organismo en el 2011 y que parecen fortalecerlo tras haber estado a la deriva en los últimos tiempos.

«Vamos a fortalecer los lazos de integración con todos los países y colaboraremos en toda organización regional, tratando de ver las cosas desde un punto de vista de solución a los problemas comunes que tenemos los pueblos americanos, los pueblos latinoamericanos», declaró significativamente el ya nuevo presidente peruano sobre la CAN.

El presidente del Parlamento Andino (organismo de la CAN), Wilbert Bendezú, ha recibido la noticia con gran satisfacción. “Quiero saludar esta decidión que ha tomado el presidente Ollanta Humala de respaldar este bloque regional que considero es importante que, pese a lo que se ha dicho todo estos años, creo que es un bloque regional que ha mostrado muchísimas fortalezas”, ha señalado Bendezú a los medios.

La integración que se marca como objetivo la CAN también ha recibido un impulso recientemente en el plano económico. El comercio entre los cuatro países que la conforman aumentó un 31% en el primer trimestre del 2011, con respecto a los niveles del curso anterior, al pasar de 1.687 a 2.206 millones de dólares (de 1.167 a 1.526 millones de euros), lo que supone todo un éxito para el organismo supranacional, que llevaba un tiempo atravesando turbulencias y siendo puesto en cuestión por sus detractores. Incluso el presidente peruano, Alan García, había afirmado recientemente que su tiempo ya había pasado. Ahora, con los nuevos datos, parece que la CAN no estaba tan acabada como parecía.

Venezuela abandonó la CAN en 2006 por desacuerdos de su presidente, Hugo Chávez, en materia de política exterior, ya que Perú y Colombia negociaban acuerdos propios con Estados Unidos por aquel entonces, algo que Chávez consideró contrario a los estatutos de la CAN. Sin embargo, la eliminación de los aranceles y el impulso del libre comercio entre los miembros y Venezuela debía mantenerse durante cinco años más, es decir, hasta el pasado 22 de abril. Cinco años después, parece que comienza a recuperarse del duro golpe.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA