Hackers chavistas atacan a miembros de la oposición y señalan a Alberto Ravell

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Un grupo de hacker informáticos venezolanos, que se autodenominan N33, intervino ayer una decena de cuentas de Twitter y correos electrónicos de miembros de la oposición venezolana. La justificación era sencilla. Su acción estaba dirigida a castigar a aquellos que se hubiesen referido a la enfermedad del presidente Hugo Chávez con «saña y mala intención». Pero el ataque no ha finalizado, advierten. El periodista Alberto Ravell es la próxima presa. Un grupo de hacker informáticos venezolanos, que se autodenominan N33, intervino ayer una decena de cuentas de Twitter y correos electrónicos de miembros de la oposición venezolana. La justificación era sencilla. Su acción estaba dirigida a castigar a aquellos que se hubiesen referido a la enfermedad del presidente Hugo Chávez con «saña y mala intención». Pero el ataque no ha finalizado, advierten. El periodista Alberto Ravell es la próxima presa.

«Nadie nos detendrá en el afán de poner en su carril y cobrar venganza de todo aquel que ataque la enfermedad del Presidente y la solemnidad de las instituciones», afirmaba mediante un comunicado el grupo autodenominado #33. Defendiendo su distancia de las autoridades venezolanas y presentándose como garantes de “la solemnidad de las instituciones y más específicamente la del Jefe de Estado”, el grupo realizó ataques a las cuentas de Twitter del ex rector del Poder Electoral Eduardo Semtei, el escritor y periodista Leonardo Padrón o la periodista Berenice Gómez.

«Los estamos observando. TODOS son objetivo», señalaron, una advertencia que no parece haber asustado a los antichavistas atacados. Son un «síntoma de miedo en el Gobierno», dijo Padrón, mientras que el humorista Laureano Márquez aseguraba «hackearon mi cta @laureanomarquez que no usaba desde hace tiempo, mi tw es @laureanomar les invito a hackear este».

El grupo de hackers #N33 ha anunciado nuevos ataques a los «irresponsables dirigentes opositores». En esta terna de candiatos, Alberto Ravell parece ser el principal objetivo. En una entrevista a uno de sus miembros por parte del diario Tiempo, asegura “Él está advertido: La joya de la corona es Alberto Ravell. No advertiré a otros por lógicas razones.” El grupo, que no ha desvelado el número de personas que lo integra o el significado de su nombre, parece decidido a mantener su acometida.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA