Grupo México recuperará el control de Asarco el 7 de diciembre

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La batalla legal de Grupo México por la mina de Asarco ha llegado a su fin. La empresa azteca retomará el control de su subsidiaria el próximo día 7 de diciembre tras ganarle la subasta a la empresa india Sterlite Industries, según han confirmado desde Grupo México a Américaeconómica.com. La oferta fue de 2.200 millones de dólares a los acreedores, además de unos 1.400 millones de dólares en efectivo, una operación que permitirá al gigante minero recuperar algunos de sus proyectos estrella abandonados por esta larga disputa en los Tribunales. La batalla legal de Grupo México por la mina de Asarco ha llegado a su fin. La empresa azteca retomará el control de su subsidiaria el próximo día 7 de diciembre tras ganarle la subasta a la empresa india Sterlite Industries, según han confirmado desde Grupo México a Américaeconómica.com. La oferta fue de 2.200 millones de dólares a los acreedores, además de unos 1.400 millones de dólares en efectivo, una operación que permitirá al gigante minero recuperar algunos de sus proyectos estrella abandonados por esta larga disputa en los Tribunales.

Para conseguir esos 1.400 millones que debe aportar en efectivo, la tercera mayor productora de cobre del mundo, busca préstamos según informaron directivos de la empresa. De esta cantidad, 550 millones de dólares serían a tres años y los 850 millones restantes a cinco años, según ha explicado Jorge Pulido, director de relaciones con inversores de la empresa.

Este proceso ha sido ratificado por un juez federal de Texas, quien ha regulado que Asarco volverá a manos de Americas Mining, una subsidiaria de Grupo México.

Será la segunda vez que Grupo México gestione Asarco. En 1999 la compró por primera vez pero en el 2005 perdió el control de la mesa directiva. Entonces Asarco se acogió a la protección por bancarrota después de ser demandada por más de 1.000 millones de dólares (755 millones de euros) debido a la producción de asbestos (un mineral de composición y caracteres semejantes a los del amianto) y otras reclamaciones ambientales.

Asarco acusó al Grupo minero de haberla perjudicado gravemente al traspasar sus activos más importantes, que se encontraban en la minera peruana Southern Cooper, a otra de sus filiales, unos movimientos la llevaron a la quiebra y llevaron a Grupo México a perder el control de su subsidiaria durante más de cuatro años de procesos judiciales.

Ahora, Grupo México tiene como tarea pendiente cerrar un convenio con los trabajadores de la minera para acabar con los conflictos legales. Jorge Lazalde, vicepresidente y abogado general de Asarco, ha anunciado que la compañía ha asumido un contrato, mediante el cual sus 1.500 trabajadores sindicalizados figurarán entre los mejor remunerados de la industria, y ha ofrecido extender el convenio hasta el 2011. Empresa y trabajadores tienen hasta mediados de enero para firmar un acuerdo definitivo.

Asarco produce 200.000 toneladas de cobre anualmente, cifra que se añadiría a las 500.000 de Grupo México, sin incluir al gigantesco yacimiento Cananea en el norte del país, cerrado durante años por una huelga. Grupo México espera reabrir Cananea el próximo año pero debe esperar la resolución de una prolongada batalla legal con el sindicato minero, ha expuesto Juan Rebolledo, vicepresidente de relaciones internacionales de la minera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA