Google aumenta su inversión en aplicaciones para móviles

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Google continúa consolidando su estrategia en el negocio de la telefonía móvil tras la inversión estratégica realizada en el negocio de fabricación de terminales de Motorola en la que se gastó 8.800 millones. Ahora, aunque los responsables del buscador habían asegurado que Android iba a ser siempre una plataforma abierta, los últimos pasos que dan en el negocio parecen indicar lo contrario. Google continúa consolidando su estrategia en el negocio de la telefonía móvil tras la inversión estratégica realizada en el negocio de fabricación de terminales de Motorola en la que se gastó 8.800 millones. Ahora, aunque los responsables del buscador habían asegurado que Android iba a ser siempre una plataforma abierta, los últimos pasos que dan en el negocio parecen indicar lo contrario.

La gran compañía tecnológica canaliza a través de Google Ventures, su división de capital riesgo, toda la actividad de apoyo a la innovación que realiza desde hace un par de años. En los últimos meses, Ventures parece haberse especializado en financiar proyectos relacionados con telefonía móvil. Aplicaciones, aparentemente útiles, que podría patentar y añadir atractivos a sus nuevos terminales, como posible fórmula para reducir la ventaja que, en estos momentos, aún le saca Apple.

La última apuesta de Google en este campo es Echoecho, una aplicación que ayudaría a los usuarios de los teléfonos con Android a encontrar la posición de sus amistades sobre un mapa. La inversión no es muy elevada, de momento, apenas unos 500.000 euros, pero puede resultar suficiente para acompañar el desarrollo de este servicio.

El responsable de Google Ventures, Wesley Chan, parece restar importancia a la aplicación en si. Según él, la apuesta de la compañía se realiza sobre el equipo de desarrolladores que trabajan en Echoecho un grupo compacto, dirigido por Nick Bionic, que trabaja en la creación y puesta en marcha de servicios y aplicaciones que combinen la experiencia tecnológica con las necesidades que los usuarios tienen en el mundo real.

De hecho, la aplicación en la que ha invertido Google intenta resolver un problema recurrente. La dificultad que puede tener un usuario de teléfonos móviles para encontrar a sus amigos perdidos en un macroconcierto, una manifestación o un aeropuerto.

Otra novedad importante es que esta búsqueda sólo puede desarrollarse en tiempo real y las localizaciones o los datos que se recolectan para realizar este propósito no pueden ser almacenados. Una circunstancia que podría resolver algunas de los problemas legales relacionados con posibles violaciones de la privacidad de los usuarios que suelen encontrarse en su camino otros servicios de este tipo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA