Felipe Calderón quiere proteger a México de la inestabilidad económica internacional

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de México, Felipe Calderón, ha llevado a cabo una serie de iniciativas encaminadas a proteger durante el año 2011 al país norteamericano de la inestabilidad que vive la economía internacional. Si bien México muestra, según los expertos económicos internacionales, una vigorosa recuperación, con un crecimiento esperado para el 2010 de más del 5%, podría sufrir algún embiste por un entorno internacional caracterizado por la incertidumbre. El presidente de México, Felipe Calderón, ha llevado a cabo una serie de iniciativas encaminadas a proteger durante el año 2011 al país norteamericano de la inestabilidad que vive la economía internacional. Si bien México muestra, según los expertos económicos internacionales, una vigorosa recuperación, con un crecimiento esperado para el 2010 de más del 5%, podría sufrir algún embiste por un entorno internacional caracterizado por la incertidumbre.

El plan de blindaje de Calderón se basa en cuatro ejes: protegerse de una caída del precio del petróleo, las emisiones de deuda realizadas durante este año, un fortalecimiento de los fondos de cobertura contra desastres naturales y la renovación de la línea de crédito con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Con la finalidad de proteger al país de una caída de los precios internacionales del petróleo, el gobierno de Felipe Calderón ha contratado una serie de coberturas para 2011. Esta adquisición de coberturas, o futuros, dan al gobierno el derecho, pero no la obligación, de vender cada barril a un precio promedio de 63 dólares (47 euros) durante el año que viene.

La cobertura ha costado al Estado mexicano 812 millones de dólares (609 millones de euros), el costo más bajo de los últimos tres años. Protege un volumen de 222 millones de barriles, que corresponden a las exportaciones netas de productos petrolíferos para el próximo año.

Además, las operaciones de deuda externa que el Tesoro mexicano ha realizado durante 2010 “se aseguran los recursos necesarios para enfrentar la totalidad de los vencimientos de deuda externa durante 2011 y 2012”, según comentó el ministro de Economía del país, Ernesto Cordero.

Durante este año se han realizado seis emisiones de deuda en los mercados internacionales de capital y una operación de manejo de pasivos, o ‘warrants’. Los ‘warrants’ son contratos o instrumentos financieros derivados que dan al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un activo subyacente a un precio determinado en una fecha futura establecida. Esto permite que los inversores puedan cambiarlos por deuda interna y en plazos más largos.

El gobierno de Felipe Calderón ha fortalecido también los fondos destinados al auxilio de regiones que sean devastadas por fenómenos naturales, como huracanes. También ha contratado un seguro por el que las zonas afectadas podrían disponer de hasta 10.000 millones de pesos (604 millones de euros) para hacer frente a este tipo de catástrofes. Además, se pondrá en marcha por primera vez un esquema de aseguramiento para la red de puentes y carreteras libres de peajes del país.

El Fondo de Reconstrucción funcionará a través de una aportación del gobierno por 4.500 millones de pesos (272 millones de euros) que otorgará financiación concesional a las Entidades Federativas, para completar los recursos provenientes del Fondo de Desastres Naturales (Fonden). El Fonden es un instrumento financiero dentro del Sistema Nacional de Protección Civil, que tiene como finalidad apoyar a las entidades federativas de México y a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal en la atención y recuperación de los efectos que produzca un fenómeno natural.

Finalmente, Felipe Calderón ha solicitado durante esta semana al FMI la ampliación de la Línea de Crédito Flexible (LCF) que tiene contratada con este organismo de 48.000 a 73.000 millones de dólares (de 36.018 a 54.777 millones de euros) y renovarla anticipadamente por dos años más hasta 2012. Con esta LCF, México podrá protegerse de choques externos derivados de los problemas de deuda en Europa y de la lenta recuperación estadounidense, ya que impulsará las reservas internacionales hasta cerca de 200.000 millones de dólares (150.076 millones de euros), según ha comentado el presidente del Banco Central de México, Agustín Casterns.

Esta LCF funcionará como un seguro financiero que México podría usar en caso de que se diera alguna turbulencia en la economía internacional. Dominique Strauss-Khan, director gerente del FMI, ha dicho que el organismo supranacional estudiará la petición de Calderón, si bien su decisión no se dará a conocer hasta 2011.

La LCF fue establecida por el Directorio Ejecutivo del FMI. Es un mecanismo de respaldo financiero para países que cuentan con las variables fundamentales sólidas en su economía, así como políticas e historial de implementación sanos. De acuerdo con la información del FMI, el acceso a esta especie de seguro de liquidez es muy difícil. Desde que nació en marzo del 2004, sólo tres países han tenido acceso a la misma. Se trata de México, Colombia y Polonia.

México fue el prime país que solicitó esta cobertura, el 17 de abril de 2009. En esa primera ocasión, el monto alcanzó 42.000 millones de dólares (31.515 millones de euros). El pasado 25 de marzo, la renovó por 48.000 millones de dólares (36.018 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA