Evo Morales condena el «complot financiero» contra Argentina por los ‘fondos buitre’

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha condenado este lunes «el complot financiero» de los denominados ‘fondos buitre’ contra Argentina, así como la «agresión política externa» contra al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha condenado este lunes «el complot financiero» de los denominados ‘fondos buitre’ contra Argentina, así como la «agresión política externa» contra al Gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

«Como Gobierno condenamos la agresión que están sufriendo nuestros gobiernos progresistas: contra Venezuela aplicando una agresión política externa y contra Argentina una agresión financiera», ha dicho en un acto oficial en el Ministerio de Exteriores, según ha informado la agencia de noticias ABI y ha recogido Europa Press.

Asimismo, ha reiterado que atacar a los gobiernos progresistas de Argentina y Venezuela, «es una agresión contra el pueblo boliviano y contra toda América Latina», en concreto, «contra los países en proceso de liberación política, social, cultural, económica y financiera».

Para Morales, los ‘fondos buitre’ -como llama el Gobierno argentino a los fondos de inversión- son una nueva «estrategia financiera e inmoral» que busca la reaparición de la privatización y el capitalismo, además del «saqueo» de los recursos naturales.

«Lo que se pretende hacer con Argentina en un complot financiero alimentado por la voracidad de quienes se aprovechan de nuestras crisis económicas. Estamos a las puertas de un guerra inmoral de alta intensidad financiera», ha advertido.

En este sentido, ha indicado que los ‘fondos buitre’ plantean un peligro para todos los procesos de reestructuración de deuda soberana, tanto para los países en desarrollo como para los desarrollados, y ha denunciado que sus tenedores dificulten el ejercicio de este derecho por parte de los estados para «proteger a sus pueblos».

El ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, ha anunciado que pedirá al juez estadounidense Thomas Griesa que suspenda el fallo que obliga a pagar a Argentina 1.300 millones de dólares (980 millones de euros) a los tenedores que no se sometieron a las reestructuraciones para que pueda seguir pagando a los otros bonistas.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha dejado en firme la decisión de tribunales inferiores de condenar a Argentina a pagar a los 1.300 millones de dólares que debe a los bonistas que no se sumaron a la reestructuración, que son fondos de inversión estadounidenses.

El Gobierno ya ha adelantado que el levantamiento de la medida cautelar que evitaba que el país tuviera que pagar a estos fondos de inversión impide el próximo pago de la deuda a los demás acreedores, previsto para el 30 de junio.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA