Empresarios españoles viajan a Brasil y Chile para promover la cooperación

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Unos 48 empresarios españoles se encuentran en Brasil y Chile para asistir a un encuentro empresarial en el que pretenden establecer y consolidar las relaciones comerciales de las empresas de España, que estén interesadas en estos mercados y ofrecerles la oportunidad de tener un contacto directo con compañías locales de dos de las zonas estratégicas más importantes de Latinoamérica. Unos 48 empresarios españoles se encuentran en Brasil y Chile para asistir a un encuentro empresarial en el que pretenden establecer y consolidar las relaciones comerciales de las empresas de España, que estén interesadas en estos mercados y ofrecerles la oportunidad de tener un contacto directo con compañías locales de dos de las zonas estratégicas más importantes de Latinoamérica.

El objetivo de este encuentro es fomentar la internacionalización de las empresas españolas y facilitar la identificación de oportunidades de inversión y cooperación empresarial, así como tener un contacto directo con empresarios de estos países interesados en establecer alianzas estratégicas con empresas españolas.

En este encuentro multisectorial, que comenzó en Sao Paulo y concluirá en Santiago de Chile, participan 48 empresas españolas: 41 madrileñas, 2 mallorquinas, 2 sevillanas, 2 burgalesas y 1 navarra, en su mayoría del sector de la tecnología de la información y de las telecomunicaciones.

Diecinueve de las empresas están vinculadas al sector de la tecnología de la información y las telecomunicaciones. A estas empresas se suman nueve pertenecientes al sector de la construcción e ingeniería civil y otras dedicadas a varias actividades.

La Cámara Oficial de Comercio e Industria de Madrid, en colaboración con la división de Empresas de Caja Madrid y las Cámaras de Navarra, León, Mallorca y Soria, han sido las encargadas de organizar este encuentro empresarial.

Brasil constituye la primera potencia económica de América del Sur y junto con México, es el primer receptor de Inversión Directa Extranjera (IDE) de Latinoamérica y Caribe. El país carioca obtuvo 15.763 millones de dólares en la primera mitad de 2009, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

La inversión extrajera se concreta en el sector de la metalurgia, seguido del sector de fabricación de vehículos automotores y carrocerías. Además, España ocupa la cuarta posición de los países inversores en el país latinoamericano después de Holanda, Alemania y Estados Unidos. En la primera mitad de 2009, España ha registrado una inversión de 1.301 millones de dólares en este país que constituye uno de los principales destinos de la inversión directa española.

Las exportaciones españolas a Brasil alcanzaron 1.621 millones de euros en 2008. Con una cuota de mercado del 1,43%, Brasil se situó en el puesto número 22 de países destino de la exportación española, y el segundo de Latinoamérica, después de México.

Sin embargo, de acuerdo con los datos del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, hasta junio de 2009, las exportaciones españolas a Brasil fueron de 570, 3 millones de euros, disminuyendo un 17,8% respecto al mismo periodo de 2008.

El volumen de inversiones españolas registrado desde 1998 ha contribuido al incremento de las relaciones institucionales entre ambos países. Prueba de ello es la firma del Plan de Asociación Estratégica Brasil-España, en noviembre de 2003, que persigue intensificar las relaciones comerciales y financieras hispano-brasileñas.

Brasil cuenta, además, con la presencia de grandes multinacionales españolas como Telefónica, Banco Santander, Repsol, BBVA, SCH, Endesa e Iberdrola, entre otras.

Este país aporta el 40% del Producto Interior Bruto de Sudamérica y constituye una plataforma logística de acceso a todo el mercado Iberoamericano. Con un territorio de 8,5 millones de kilómetros cuadrados, Brasil es el quinto país del mundo, tanto en extensión, como en número de población y representa el séptimo mayor mercado del mundo en número de consumidores.

Además, importantes compañías españolas desarrollan sus estrategias de negocio en diversos sectores de la economía chilena. Empresas como Sacyr Vallehermoso, Dragados, Ferrovial o OHL, gestionan el funcionamiento de autovías, construyen aparcamientos, y realizan otras obras de interés para el sector de la construcción. También destaca la participación española de Telefónica en el sector de las telecomunicaciones y Endesa, en el sector energético.

Entre 1974 y 2007, la inversión extranjera en Chile ha tenido como principales países de origen Estados Unidos y España. Mientras que la inversión norteamericana se ha concentrado, fundamentalmente, en el sector minero, la inversión española se encuentra mucho más diversificada, destacando en servicios e infraestructura. Según el Informe sobre las Inversiones en el mundo 2008, Chile es el tercer país de América Latina y el Caribe en recibir inversión extranjera directa, por detrás de Brasil y México.

La presencia de las pequeñas y medianas empresas españolas que se están estableciendo en Chile en los últimos años, se encuentra reforzada a través de los planes de ampliación de inversiones de las grandes empresas españolas ya presentes en el país.

Destaca Santiago de Chile como núcleo financiero, comercial, administrativo y cultural de Chile, que aporta el 41,5% del Producto Interior Bruto del país. Según el Índice de Libertad Económica de 2008, Chile se sitúa entre los diez países con mayor libertad económica del mundo y el primero de Latinoamérica.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA