El TLC Colombia-EEUU, en estado crítico por la crisis de la deuda estadounidense

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Las negociaciones para la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) que mantienen Colombia y EEUU se han aplazado por la crisis económica que atraviesa el país norteamericano. El embajador colombiano en esta nación, Gabriel Silva, apuntó que hay un compromiso de que en septiembre se aborde el acuerdo comercial. Sin embargo, la realidad revela que EEUU se enfrenta a una deuda que alcanza los 14.000 millones de dólares (9.721 millones de euros), que equivale en la práctica al 100% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Esta situación financiera, que está afectando la agenda y el interés y voluntad de seguir adelante, ha hecho de Colombia un rehén de la crisis. Las negociaciones para la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC) que mantienen Colombia y EEUU se han aplazado por la crisis económica que atraviesa el país norteamericano. El embajador colombiano en esta nación, Gabriel Silva, apuntó que hay un compromiso de que en septiembre se aborde el acuerdo comercial. Sin embargo, la realidad revela que EEUU se enfrenta a una deuda que alcanza los 14.000 millones de dólares (9.721 millones de euros), que equivale en la práctica al 100% del Producto Interior Bruto (PIB) del país. Esta situación financiera, que está afectando la agenda y el interés y voluntad de seguir adelante, ha hecho de Colombia un rehén de la crisis.

El TLC con EEUU ha entrado en una etapa incierta debido a la grave crisis que afecta a ese país, que se enfrenta al riesgo de una suspensión de pagos como consecuencia de la falta de recursos para pagar tanto deuda como gastos, incluyendo seguros y pensiones.

El Gobierno estadounidense baraja la alternativa de recortar el gasto público y los subsidios a los más pobres, como han propuesto los republicanos. Sin emabargo, el inquilino de la Casa Blanca, Barack Obam, no acepta esta medida, ni tampoco la de un leve aumento de impuesto a los más ricos, también propuesta desde el bando republicano.

Esta situación ha convertido a Colombia en un rehén de la crisis. El embajador colombiano en Washington, Gabriel Silva, manifestó que el desacuerdo de republicanos y demócratas ha puesto en peligro el TLC. Las posiciones entre los dos partidos están tan polarizadas que el futuro del acuerdo comercial es muy incierto, según expresó Silva.

No obstante, el embajador comentó que el Gobierno de Colombia, consciente de los problemas que enfrenta EEUU, ha dado el tiempo necesario para que se atienda la crisis y se reanude la agenda comercial. Silva confía en que el tema del TLC se aborde de nuevo en el mes de septiembre.

Gabriel Silva considera que la credibilidad de la primera economía mundial se ha visto golpeada y «estamos en peligro de un colapso global, en cuanto la confianza de la moneda más importante del planeta: el dólar. Teníamos un TLC prácticamente aprobado, pero la grave crisis económica de EEUU desvió el interés del Congreso y del Gobierno».

Silva considera que «pase lo que pase, el daño ya está hecho». Afirma que Colombia debe prepararse para enfrentar lo que viene. El dólar, por ejemplo, se desplomó más el viernes. Hacía mucho tiempo que EEUU no vivía un fin de semana tan dramático y de tanta expectativa, ante la imperiosa necesidad de que el Congreso eleve el techo de la deuda antes del martes, cuando terminan sus sesiones, para evitar que el país se colapse.

La deuda, que alcanza los 14.000 millones de dólares (9.721 millones de euros) equivale en la práctica, al 100% del PIB del país. Es la segunda vez que eso ocurre en el gigante. La primera, fue consecuencia de los gastos de la Segunda Guerra Mundial. Y esta vez, parece no tener techo.

El límite de endeudamiento de la economía estadounidense alcanzó su meta el pasado mes de mayo. El país, que todavía tiene que luchar contra un desempleo del 9,2% como consecuencia de la crisis global, ha tenido que usar ajustes de gastos, contabilidad e ingresos fiscales más elevados de lo previsto.

Barack Obama debe encontrar una solución en menos de 48 horas, si no, el país entraría en suspensión de pagos. Un posible acuerdo al que se podría llegar sería reducir el déficit en 1.500 millones de dólares (1.041 millones de euros) en un paquete de medidas, algunas no exentas de polémica como el mayor recorte en defensa desde los años 90, que serán aprobadas antes de final de año, con el objetivo de que antes de 2013 se haya reducido el déficit al menos en 1.200 millones de dólares (833 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA