El secretario de Comercio británico, salpicado por las relaciones de HSBC y los ‘narcos’ mexicanos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El secretario de Estado de Comercio británico, Stephen Green, está en un aprieto. Se acaba de descubrir que el banco del que fuera presidente ejecutivo, HSBC, continuó durante aquellos años de su mandato operando cuentas vinculadas, supuestamente, a los cárteles de la droga mexicanos tras haber recibido varios avisos de que no lo hiciese. El secretario de Estado de Comercio británico, Stephen Green, está en un aprieto. Se acaba de descubrir que el banco del que fuera presidente ejecutivo, HSBC, continuó durante aquellos años de su mandato operando cuentas vinculadas, supuestamente, a los cárteles de la droga mexicanos tras haber recibido varios avisos de que no lo hiciese.

La información la ha desvelado el diario The Observer, quien señala que Green, además de otros altos cargos de la entidad, recibieron la advertencia sobre lo que estaba ocurriendo de parte de los organismos reguladores. Por el momento Green se ha negado a hablar del informe, pero el portavoz del Tesoro del Partido Laborista (que se encuentra actualmente en la oposición), Chris Leslie, le ha escrito para exigirle que revele cuándo tuvo conocimiento del problema y que medidas tomó para corregirlo, según informan hoy los medios británicos.

«Es un asunto de gran importancia para la opinión pública; que tenga la oportunidad de explicar si estaba al tanto de algo durante el tiempo que permaneció en el banco», indica la misiva de Leslie divulgada este lunes por la prensa británica. De acuerdo con el informe emitido por las autoridades estadounidenses, en el año 2005 Green fue alertado de que la sucursal mexicana del HSBC se estaba inventando que estuviera tomando medidas contra el lavado de dinero.

Según la información publicada, el informe del Senado de EEUU también señala que el directivo fue alertado sobre la labor del banco en facilitar unas transacciones para unos bancos y compañías iraníes, teniendo en cuenta que estaban sujetas a estrictas regulaciones impuestas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros de EEUU. Las críticas contra Green llegan en unos momentos en los que es visto como favorito para suceder a Mervyn King como gobernador del Banco de Inglaterra, siempre según la prensa anglosajona.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA