El Santander, más cerca de hacerse con las sucursales que vende el Royal Bank of Scotland

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Banco Santander ha dado un paso más para hacerse con la red de sucursales del Royal Bank of Scotland (RBS). Según publica la agencia Reuters, la entidad presidida por Emilio Botín ha pasado a la siguiente ronda de contactos junto al australiano National Australia Bank (NAB) en el proceso de compra de las 318 oficinas que el RBS se ve obligado a vender por orden de Bruselas tras haber sido seminacionalizado por Reino Unido, por culpa de su crisis de solvencia. Banco Santander ha dado un paso más para hacerse con la red de sucursales del Royal Bank of Scotland (RBS). Según publica la agencia Reuters, la entidad presidida por Emilio Botín ha pasado a la siguiente ronda de contactos junto al australiano National Australia Bank (NAB) para hacerse con las 318 oficinas que el RBS se ve obligado a vender por imperativo de Bruselas tras haber sido seminacionalizado.

Aunque el gigante bancario español ha optado por mantener el silencio sobre la posible operación hasta que no haya nada concreto, no oculta que el mercado británico es una de sus principales apuestas, tras la fuerte expansión vivida en el país en los últimos años. El Santander potenció su presencia en Reino Unido tras la adquisición en 2004 de Abbey, a la que se sumaron dos nuevas adquisiciones, Alliance & Leicester y Bradford & Bingley.

Según el informe financiero de la entidad del primer trimestre, los préstamos a clientes alcanzaron en marzo en el negocio en Reino Unido un saldo de 191.300 millones de libras (220.386 millones de euros). De enero a marzo, Santander UK supuso al banco español un 16% del beneficio, con unas ganancias totales de 480 millones de euros, un 17% más que en el mismo periodo de 2009. El presidente del Santander, Emilio Botín, ya señaló a principios de año que la entidad aspira a convertirse en el “primer banco de Reino Unido”.

Los rumores del mercado apuntan a que el otro gigante bancario español, BBVA, también podría estudiar la compra de estas 318 sucursales. Asimismo, también ha sonado el nombre de Virgin Money, la filial bancaria del grupo dirigido por el magnate Richard Branson.

Este grupo aparece como rival después de que el también multimillonario Wilbur Ross adquiriese un 21% de la entidad británica a la que podría financiar con hasta 500 millones de libras adicionales en sus planes de expansión en Reino Unido. El ganador final de la puja no se espera hasta la segunda mitad del año, y la transferencia de las operaciones no se realizará hasta el 2011.

RBS se ha visto obligado a una severa reestructuración debido a las ayudas recibidas durante la crisis financiera, que ha dejado a la entidad en manos del Estado británico en un 83%. Bajo los requisitos de Bruselas, la entidad se ve forzada a poner a la venta 318 sucursales, entre las que se incluyen oficinas de Inglaterra y Gales, junto con las del NatWest en Escocia. El total de estas sucursales tiene 23.600 millones de libras en activos y 6.000 empleados. El precio podría rondar los 2.000 millones de libras.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA