El Sabadell se echa atrás en el megaproyecto urbanístico de la CAM en México

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Banco Sabadell y sus socios han decidido retirar la solicitud que habían presentado ante la Secretaría de Medio Ambiente mexicana para recuperar, con variaciones, el proyecto de la CAM y Hansa Urbana para construir un megaproyecto urbanístico en el estado de Baja California Sur. Banco Sabadell y sus socios han decidido retirar la solicitud que habían presentado ante la Secretaría de Medio Ambiente mexicana para recuperar, con variaciones, el proyecto de la CAM y Hansa Urbana para construir un megaproyecto urbanístico en el estado de Baja California Sur, junto a un Parque Nacional protegido.

El proyecto, denominado Cabo Cortés, se encuentra paralizado después de que el Gobierno mexicano revocara los permisos concedidos tras las fuertes protestas de la comunidad ecologista, ya que es limítrofe con el Parque Nacional de Cabo Pulmo, una de las zonas del Golfo de California mejor conservadas y con más biodiversidad.

Según publica el diario Levante-emv.com, tras verse obligado a renunciar al proyecto original, el banco había conseguido reunir a un grupo de inversores y, con el asesoramiento de la constructora OHL, esperaba presentar a las autoridades medioambientales un nuevo plan urbanístico con la esperanza de conseguir su visto bueno y poder edificar.

Con el objetivo de lograr este visto bueno, el Sabadell había reducido la edificabilidad prevista. Así, frente a las 27.000 habitaciones de hotel y 8.000 viviendas del proyecto inicial, finalmente sólo se espera albergar 3.450 habitaciones hoteleras y 6.650 viviendas. Aunque la rentabilidad sea menor, en el caso de que Cabo Cortés nunca llegue a buen puerto ocasionaría cuantiosas pérdidas a la entidad, ya que la CAM invirtió unos 100 millones en la compra de los terrenos.

Sin embargo, las organizaciones ecologistas han vuelto a levantarse contra el proyecto, lo que ha llevado al Sabadell a retrasar los trámites administrativos hasta consensuar los planes con los residentes de la zona y estas organizaciones ecologistas.

La CAM se introdujo en la costa Pacífico mexicana de la mano de la promotora Hansa Urbana, de la que la entidad adjudicada al Sabadell posee un 30%. Rafael Galea, presidente de Hansa, ya ha estado envuelto en varias polémicas. De hecho, se vio obligado a declarar como imputado dentro del caso ‘Brugal’ debido a la adquisición por parte del empresario Enrique Ortiz, presidente del Hércules, de unos terrenos de Hansa Urbana en la playa de San Juan de Alicante.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA