El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, intenta finalizar la huelga de camioneros

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha hecho un llamamiento a los camioneros en huelga, desde hace cinco días, con la intención de dialogar y conseguir que abandonen el paro. Los trabajadores rechazan el decreto anunciado por el Gobierno que modifica las tasas del transporte pesado. La nueva Ley elimina las tarifas fijas para la carga que se transporta y ahora quedarán bajo un régimen de ‘libertad vigilada’ por el Ministerio de Transporte, con una fijación libre de precios según la oferta y la demanda. Como consecuencia de la huelga nacional indefinida, el precio de varios alimentos ha aumentado y unas 430.000 toneladas de carga se han dejado de movilizar a diario en Colombia. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha hecho un llamamiento a los camioneros en huelga, desde hace cinco días, con la intención de dialogar y conseguir que abandonen el paro. Los trabajadores rechazan el decreto anunciado por el Gobierno que modifica las tasas del transporte pesado. La nueva Ley elimina las tarifas fijas para la carga que se transporta y ahora quedarán bajo un régimen de ‘libertad vigilada’ por el Ministerio de Transporte, con una fijación libre de precios según la oferta y la demanda. Como consecuencia de la huelga nacional indefinida, el precio de varios alimentos ha aumentado y unas 430.000 toneladas de carga se han dejado de movilizar a diario en Colombia.

El mandatario ha llamado al diálogo a los 180.000 camioneros en huelga desde hace cinco días en el país. Santos ha asegurado que el Gobierno tiene la firme voluntad de concretar una solución que contente a ambas partes, pero que no obligue a ceder a las autoridades. El paro ha originado un aumento de los precios en algunos alimentos, por lo que la economía del país se está desestabilizando.

Los camioneros protestan contra un decreto gubernamental que elimina la llamada ‘tabla de fletes’, que emitía tarifas fijas para la carga transportada. Al deshacerse de esta medida, el Gobierno ponía en marcha un sistema regulado por la oferta y la demanda, con la intención de reducir los costes del transporte, un punto negro en la competitividad colombiana.

La Asociación Colombiana de Camioneros (ACC), que agrupa a 180.000 transportistas de los 300.000 que circulan en el país, ha reportado un seguimiento del paro y un 90% de sus afiliados se han movilizado por la causa.

El secretario general de la ACC, Ricardo Virviescas, ha informado que la huelga se mantendrá por lo menos hasta el miércoles, día en el que está previsto un encuentro con las autoridades.

Colombia ya registró en 2009 una acción similar. La asociación de camioneros realizó un paro de diez días en protesta por el incremento de los precios de los combustibles. La movilización dejó pérdidas por valor de 170 millones de dólares (125 millones de euros).

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA