El plan de Chávez para reducir el déficit de viviendas en Venezuela se atasca

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los retrasos son numerosos. La escasez de insumos de construcción así como las dificultades con varios empresarios de la construcción que han sido detenidos por presunta corrupción, están imposibilitando al presidente venezolano a que cumpla su promesa, terminar con el déficit habitacional venezolano. Chávez viene anunciado, desde comienzos de año, que en 2011 el Estado construirá 150.000 viviendas. Sin embargo, el Ministerio de Vivienda ha reconocido que en 2010 no pudo cumplir con lo comprometido. Los retrasos son numerosos. La escasez de insumos de construcción así como las dificultades con varios empresarios de la construcción que han sido detenidos por presunta corrupción, están imposibilitando al presidente venezolano a que cumpla su promesa, terminar con el déficit habitacional venezolano. Chávez viene anunciado, desde comienzos de año, que en 2011 el Estado construirá 150.000 viviendas. Sin embargo, el Ministerio de Vivienda ha reconocido que en 2010 no pudo cumplir con lo comprometido.

El Estado tiene pendiente la culminación de 100.000 unidades de anteriores planes habitacionales. Son datos del diario El Universal que han sido extraídos de la Memoria y Cuenta del Ministerio de la Vivienda y Hábitat del ejercicio 2010. Dicho informe señala que entre los objetivos para los próximos dos años se cuenta el de avanzar con el programa «Cierre de Ciclos”, es decir, la finalización de planes anteriores que no han sido rematados.

El Ministerio reconoce que hará falta una inversión de 2.600 millones de bolívares () para finalizar las viviendas pendientes. «Se ha propuesto como acción primordial la culminación de una serie de desarrollos habitacionales a todo lo largo de la nación que por diversos motivos de tipo técnico, financiero o social han sufrido retrasos en su programación». «En este ejercicio se reforzarán aquellos programas que han arrojado buenos resultados y se someterá a una revisión profunda aquellos que no han sido del todo eficientes. Igualmente se dará inicio a la implementación de algunos programas que habiéndose planificado en anteriores ejercicios no se han aplicado», asegura el informe.

La promesa de arremeter contra el déficit habitacional que sufre el país, se ha convertido en uno de los ejes de la política chavista, que la publicita con mayor intensidad desde que perdiera la mayoría absoluta en las elecciones a la Asamblea Nacional celebrada en septiembre de 2010. La falta de materiales de construcción es uno de los motivos para el retraso. Cuba, que cuenta con fábricas de cemento, ha ofrecido al país andino una gran cantidad del mismo. Sin embargo, por el momento no ha sido suficiente.

En otro orden de cosas, los problemas con varios constructores, acusados de corrupción y de no entregar viviendas que los clientes ya habrían abonado o comenzado a abonar, han dificultado a su vez la participación del empresariado privado en el proyecto. Los ciudadanos se quejan también de las dificultades para obtener hipotecas bancarias, algo de lo que el presidente venezolano ha hecho bandera.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA