El petróleo detiene su escalada ante las concesiones de Irán a Obama

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los precios del crudo se mantienen estables en los 106,7 dólares por barril (Nymex) y los 123,8 dólares por barril (Brent) después de que el líder iraní, Mahmoud Ahmadineyad, cediese a la presión del presidente de EEUU, Barck Obama, y autorizase a que una delegación de la ONU inspeccione algunas de las instalaciones militares de Irán. Los ecos de la guerra se alejan, por tanto, del país. Los precios del crudo se mantienen estables en los 106,7 dólares por barril (Nymex) y los 123,8 dólares por barril (Brent) después de que el líder iraní, Mahmoud Ahmadineyad, cediese a la presión del presidente de EEUU, Barck Obama, y autorizase a que una delegación de la ONU inspeccione algunas de las instalaciones militares de Irán. Los ecos de la guerra se alejan, por tanto, del país.

Irán aseguró que permitirá a los inspectores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) visitar la controvertida instalación militar de Parchin, aunque las autoridades de este país no se mostraron aún dispuestas a dar parte sobre la estructura de su programa nuclear a los funcionarios de Viena, sede de la AIEA, según se desprende de un borrador de acuerdo entre la Agencia y Teherán.

La inspección podría autorizarse si antes se aclaran «detalles relevantes», según este comunicado. En enero y febrero pasados, Irán negó el acceso a los inspectores a la zona militar, donde hay indicios de que los científicos iraníes podrían estar simulando pruebas con cabezas nucleares. Esto llevó a plantear un ataque contra el país esta primavera por parte de Israel y EEUU.

Los precios del crudo se han mostrado especialmente sensibles a la situación en Irán dado que el país persa es uno de los principales exportadores. No obstante, otro gran país exportador, Arabia Saudí, ya aseguró hace unas semanas que si el suministro de crudo iraní se detenía ellos ocuparían su lugar para evitar así una mayor subida de los precios, que se encuentran en máximos históricos. Dentro del mundo musulmán, Arabia Saudí e Irán ocupan posiciones enfrentadas por motivos religiosos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA