El Parlamento Europeo, a favor de los eurobonos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Parlamento Europeo ha aprobado hoy por 458 votos a favor, 64 en contra, y con 45 abstenciones, una resolución que insta a la Comisión Europea a crear una Agencia Europea de Estabilidad que se encargue de emitir eurobonos, como mecanismo adicional para combatir la crisis de deuda. La Eurocámara apoya así la iniciativa promovida por el presidente del Eurogrupo Jean Claude Juncker a la que se oponen Angela Merkel y Nicolas Sarkozy. El Parlamento Europeo ha aprobado hoy por 458 votos a favor, 64 en contra, y con 45 abstenciones, una resolución que insta a la Comisión Europea a crear una Agencia Europea de Estabilidad que se encargue de emitir eurobonos, como mecanismo adicional para combatir la crisis de deuda. La Eurocámara apoya así la iniciativa promovida por el presidente del Eurogrupo Jean Claude Juncker a la que se oponen Angela Merkel y Nicolas Sarkozy.

La iniciativa de Juncker, fue apoyada inicialmente por el ministro de Finanzas italiano, Giulio Tremonti, y luego vetada por la canciller alemana, Angela Merkel, y por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que argumentaron que exigiría más cambios en el Tratado y desincentivaría la disciplina fiscal.

Horas antes del comienzo de esta cumbre, Juncker ha tratado de enviar un mensaje optimista a la ciudadanía de la eurozona, explicando que estas emisiones de eurobonos ayudarán a mantener la estabilidad en la región ante los ataques especulativos que, en su opinión, no han terminado. A cambio, el calendario de reducción de déficit impuesto por Bruselas debe cumplirse.

Jean-Claude Juncker, el presidente del Eurogrupo, ha lanzado hoy un mensaje optimista y ha dicho que los países que cumplan con el calendario de reducción de déficit podrán beneficiarse de las emisiones de eurobonos si éstas son aprobadas en el Consejo Europeo que ha comenzado hoy. Estas emisiones permitirán a los países que se beneficien de la medida aspirar a una refinanciación a un tipo de interés bajo, acorde al que se espera de una divisa, el euro, fuerte y competitiva.

En declaraciones a la radio francesa RTL, el también primer ministro de Luxemburgo ha tratado de exlicar a la población de la zona que si aceptan las medidas de austeridad impuestas para reducir el déficit, las posibles emisiones de eurobonos que se debaten hoy en Bruselas, y otra serie de medidas, protegerán de ahora en adelante a cualquier país que participe en la divisa comunitaria de los ataques especulativos.

Aunque Juncker ha matizado que éstas sólo se realizarán para ayudar a los países que cumplan con los objetivos del déficit. Es decir, que los que no mantengan una estricta agenda para reducir el gasto público, no podrán hacer uso de esta herramienta diseñada para relajar las tensiones del mercado ‘periférico’ y estabilizar el precio de las refinanciaciones.

Por su parte, varios expertos como el profesor Sami Naïr, aseguran que las propuestas para relanzar Europa deben incluir algunas tareas. Así lo explica Naïr en un artículo publicado en El País: “En primer lugar, [se necesita] una protección del espacio monetario europeo, regulando efectivamente (…); en segundo lugar una mutualización de las deudas públicas europeas con la creación de unos bonos europeos para los países endeudados que habrían recurrido al fondo de rescate (…); en tercer lugar la realización de un préstamo para financiar una gran política pública europea de crecimiento(…), lo que supone una reforma de los estatutos del Banco Central; y en cuarto lugar una armonización fiscal común de la zona euro apoyada con un refuerzo de los fondos de cohesión para los países en dificultades”.

Por su parte, Juncker ha confirmado en la emisora francesa que los líderes europeos se muestran decididos a asegurar la estabilidad financiera de la eurozona, y ha desmentido que el euro se encuentre en crisis. “No hay crisis del euro, aunque es cierto que existe una fuerte crisis de deuda en determinadas economías de la eurozona. Estas declaraciones fueron acompañadas de elogios a Portugal, que para muchos será la próxima víctima de la especulación. No obstante el líder del Eurogrupo se ha mostrado de acuerdo con el ministro de Finanzas galo, François Fillon, al afirmar que espera más ataques contra los mercados de deuda la eurozona en 2011.

Los fondos de alto riesgo, por su parte, señalan a la falta de consenso político como la principal razón por la cual siguen especulando en la región. Algunos gestores de fondos consultados por EL BOLETÍN aseguran que la inestabilidad política que reina en Bruselas acabará por ceder parte de las responsabilidades al BCE, que lejos de solucionar el problema lo extenderá, quedando a la intemperie los países que dependan del dinero que, en su opinión, tendrá que imprimir la institución. La solución pasa por la emisión de eurobonos, pero, en palabras de una de las fuentes consultadas, “Merkel no acepta ni aceptará esta medida”.

De momento los mercados de deuda de la eurozona se mantienen en calma tensa, aunque son pocos los analistas que consideran este estado como el definitivo. Fuentes cercanas a la industria de inversión alternativa londinense han reconocido a este periódico que muchos de los especuladores “están inactivos” por el momento. Según ha podido saber este medio, algunos de ellos han aprovechado el Consejo Europeo para realizar una escapada vacaciones. Si en Bruselas no se consigue unidad, habrá ataques pronto.

En cualquier caso, hoy (un día después de que la agencia Moody´s pusiese en revisión negativa la calificación de la deuda española; AA1), los activos de este país han amanecido bien recomendados por parte de la banca de inversión internacional. Goldman Sachs, por ejemplo, ha cambiado su recomendación sobre Iberdrola Renovables, desde ‘neutral’ a ‘comprar’.

Inditex, la compañía que genera Amancio Ortega, ha suscitado el optimismo en las oficinas de Citigroup, que han calificado sus resultados del tercer trimestre de ‘esperanzadores’. Por ello, los analistas del otrora mayor banco del mundo por capitalización bursátil -antes de la crisis- han aumentado el precio objetivo de la acción de este valor desde los 65 euros hasta los 69. Además, la rentabilidad de los bonos españoles a diez años ha amanecido a primera hora de la mañana por debajo del 5,5%, una cifra que rebasó ayer.

Además, el Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy ampliar su capital social en 5.000 millones de euros hasta los 10.760 millones para hacer frente al riesgo de pérdidas por el programa de compra de bonos con el que apoya a los países con problemas de financiación. El BCE ha comprado hasta ahora deuda pública de los países de la zona de la Eurozona por valor de 72.000 millones de euros.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA