El Papa ordena que investiguen el Banco Vaticano

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El papa Francisco ha nombrado una comisión de investigación para reformar el Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido popularmente como el Banco Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros. Esta comisión está formada por cinco miembros y tendrá carta blanca para investigar todo lo que ocurra en la sede del Banco de Dios. El papa Francisco ha nombrado una comisión de investigación para reformar el Instituto para las Obras de Religión (IOR), conocido popularmente como el Banco Vaticano, envuelto desde hace años en numerosos escándalos financieros. Esta comisión está formada por cinco miembros y tendrá carta blanca para investigar todo lo que ocurra en la sede del Banco de Dios.

Mientras que la comisión para reformar la Curia -otra de las decisiones más esperadas y aplaudidas del papado Bergoglio-, comenzará a trabajar en octubre, los cinco miembros encargados de investigar las cuentas vaticanas se encuentran ya manos a la obra. Según el documento papal, podrán dotarse además de «colaboradores y asesores» externos para llevar a cabo su labor y conseguir «una mejor armonización del instituto respecto a la misión de la Iglesia católica».

La realización de cambios en el Banco Vaticano, envuelto desde hace tiempo en diversos escándalos financieros internacionales y acusado de falta de transparencia, era junto con la reforma de la Curia romana, estará en manos del cardenal italiano Raffaele Farina, del español Juan Ignacio Arrieta Ochoa de Chinchetru -que será el coordinador-, del cardenal francés Jean-Loise Pierre Tauran, la profesora estadounidense Mary Ann Glendon y Peter Bryan Wells, que actuará como secretario.

La puesta en marcha de esta de esta investigación es «un deseo del papa» encaminado a recoger «documentos, datos e informaciones necesarias para el desarrollo de las funciones institucionales» del Banco Vaticano. «El secreto profesional y otras restricciones establecidas por el ordenamiento jurídico (del IOR) no limitarán el acceso a la comisión», añade el documento informativo vaticano. Periódicamente, los cinco miembros del equipo tendrán que informar al papa y entregarle unas conclusiones al final de su trabajo, que aún no se ha dado a conocer por cuánto tiempo durará.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA