El mayor banco privado venezolano emplea unos 1.000 millones de euros para hacerse con la caja de ahorros gallega rescatada por el Gobierno español

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

A media tarde del miércoles 18 de diciembre, hora española, y prácticamente coincidiendo con el cierre de la Bolsa madrileña, las agencias lanzaban una noticia breve, en la que se indicaba que Banesco, el mayor banco privado venezolano, se hacía con la caja de ahorros gallega. A media tarde del miércoles 18 de diciembre, hora española, y prácticamente coincidiendo con el cierre de la Bolsa madrileña, las agencias lanzaban una noticia breve, en la que se indicaba que Banesco, el mayor banco privado venezolano, se hacía con la caja de ahorros gallega, que había sido intervenida por el Gobierno hispano, y que se encontraba en trámite de subasta. La oferta de la entidad venezolana, de unos 1.000 millones de euros (1.376 millones de dólares), superaba a todas las demás.

Esta operación se ha realizado diez días después de que el actual presidente venezolano, Nicolás Maduro, se viera reforzado por la victoria del Partido Socialista Unificado en las últimas elecciones municipales del país, ampliando, además, su ventaja en voto popular sobre la oposición tras su ajustado triunfo en los comicios presidenciales del pasado mes de abril.

Banesco, que ya había adquirido antes a la caja gallega el pequeño Banco Etcheverría y unas cuantas sucursales fuera de la región, es una entidad que ha protagonizado un vertiginoso crecimiento en la última década.

La operación que permitirá a Banesco quedarse con la caja gallega costará a los contribuyentes españoles unos 8.000 millones de euros (unos 11.000 millones de dólares), debido a que Novagalicia (entidad resultante de la fusión de las cajas gallegas), tuvo que ser rescatada con una inyección de capital de 9.050 millones de euros (12.454 millones de dólares).

Algunas fuentes financieras, citadas por las agencias de información españolas, apuntan a que la oferta de Banesco era muy competitiva y “sustancialmente superior” a las del resto de pujadores. Circunstancia que habrían evitado a Banesco tender que acudir a una segunda ronda de ofertas, tal como contemplaba el folleto de venta de la nacionalizada gallega. Es así que las ofertas planteadas por jugadores como Banco Santander y CaixaBank hubieran supuesto un mayor borrón en las cuentas públicas del Estado.

A favor de Banesco han jugado, además de su oferta para crecer en España, los apoyos recibidos por el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, resignado ya a que la entidad no pudiera acabar en manos nacionales. La diferencia a favor de Banesco sería tan abultada que, según fuentes citadas por Efe, no habría necesidad siquiera de una segunda vuelta para cerrar la subasta. Además, la cierta independencia que supondría no quedar en manos de un fondo de inversión estadounidense podría ser uno de los factores determinantes para conseguir el respaldo de la Xunta.

En la propuesta de Banesco, tal y como adelantó el propio Escotet, se recoge una preferencia por el aumento de la concesión del crédito, circunstancia que se hace imprescindible para reactivar la economía española. Además, el directivo confirmó que mantendría la plantilla del nacionalizado, gracias al escaso solapamiento existente entre las sucursales y negocio del Etcheverría con la heredera de las nacionalizadas cajas gallegas.

Además, el FROB español, división del Banco de España que controla las entidades rescatadas, había anunciado que adjudicaría el banco directamente al mejor postor, sin necesidad de convocar una segunda ronda, si la mejor oferta tenía una diferencia del 50% y 200 millones de euros sobre la segunda más generosa. En este sentido, el precio era la única condición trazada en el pliego redactado por los gestores del Banco de España para determinar el adjudicatario final.

Novagalicia es una de las entidades españolas que más reclamaciones acumulan de clientes indignados por el ‘escándalo’ conocido en España, como el de las ‘preferentes’. Unos productos híbridos de alto riesgo, fruto de la ingeniería financiera, que se colocaron entre ahorradores particulares en los años de la burbuja española.

Mas información en www.elboletin.com

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA