El Kanka

El Kanka
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

En una suerte de revancha o cuenta pendiente que saldar con el público madrileño, el cantautor malagueño conocido como El Kanka logró abarrotar ayer la sala Joy Eslava de la capital de España y confirmar así su candidatura inminente al éxito mayoritario. En una suerte de revancha o cuenta pendiente que saldar con el público madrileño, el cantautor malagueño conocido como El Kanka logró abarrotar ayer la sala Joy Eslava de la capital de España y confirmar así su candidatura inminente al éxito mayoritario.

Poco antes del verano, el artista había tocado en el Circo Price compartiendo cartel con El Puchero del Hortelano. La sala presentó sólo media entrada y el sonido no estuvo a la altura de las expectativas creadas por una cita de tanta importancia.

Pero todos aquellos inconvenientes se ausentaron del concierto de ayer. El Kanka se plantó en el escenario de la Joy con sus dos compinches habituales, el Manin y Alvaro Ruiz, pero reforzado por el concurso de otro percusionista, un bajista y, ocasionalmente, el sabio violín de Manu Clavijo.

La estrategia dio resultado y, salvo algún despiste ocasional de poca relevancia, el sonido fue potente, ajustado y ofreció todos los matices necesarios para que los incondicionales del cantante disfrutarán con su éxito.

Además, el Kanka contó con la ayuda de algunos otros artistas que le acompañaron en unas cuantas canciones. Por el escenario pasaron Carmen Boza, Mary Rozalén, Juanito Makandé y Mikel Izal, la estrella del ‘indie’ que tuvo oportunidad de recordar su pasado como cantautor juvenil en el escenario de Libertad 8.

El público disfrutó del espectáculo, bailó, cantó y obedeció las amables ‘instrucciones’ que, de vez en cuando recibía desde el escenario. Su entrega y el fervor demostrado completaron el paisaje de una noche redonda para el artista.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA