El hombre de Obama en General Motors apuesta por Brasil

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente ejecutivo de General Motors, Fritz Henderson, reinvertirá en Brasil las ganancias que obtenga en la planta de ese país. Se muestra así el apoyo de la gran empresa estadounidense a la economía brasileña. Esta decisión desvela también un amplio interés de Barack Obama en el país carioca ya que el presidente americano es el principal accionista de la automovilística. El presidente ejecutivo de General Motors, Fritz Henderson, reinvertirá en Brasil las ganancias que obtenga en la planta de ese país. Se muestra así el apoyo de la gran empresa estadounidense a la economía brasileña. Esta decisión desvela también un amplio interés de Barack Obama en el país carioca ya que el presidente americano es el principal accionista de la automovilística.

El estado estadounidense entró a formar parte del accionariado de General Motors el pasado julio. La multinacional fue una de las empresas a las que el gobierno de Obama financió como medida frente a la crisis económica con lo que evitó la bancarrota de la empresa. Esta política económica seguirá con un gran plan de inversiones en Latinoamérica, apostando por mercados emergentes como el brasileño.

Según ha declarado Fritz Henderson el mercado dedicado a los coches es Brasil tiene muy buenas perspectivas. El presidente ejecutivo ha explicado que la política de reinvertir las ganancias de su unidad brasileña en la misma operación no tiene fecha límite.

Los ejecutivos de la automovilística afirmaron en junio que ya casi habían conseguido financiar en su totalidad un plan de inversión de 2.500 millones de dólares para el período 2007-2012 en la región del Mercosur.

Por otro lado, la situación internacional ha llevado a la disminución de tamaño de GM en EEUU, pero para su presidente ejecutivo esto no es una preocupación. Henderson ha asegurado que la empresa trabaja para aumentar su participación en el mercado en países como China y Brasil.

El mercado automotor en la potencia norteamericana cayó el año pasado a un grado comparable al que llegó el sector tras la Segunda Guerra Mundial, según el directivo.

Asimismo, Henderson explicó que aún está por definirse un plan del Gobierno estadounidense para vender su participación en GM, pero agregó que la empresa reestructurada podría estrenarse en la bolsa alrededor de la segunda mitad del 2010.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA