El Estado venezolano, el gran cliente de los tres bancos intervenidos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los últimos tres bancos que ha intervenido el Gobierno de Hugo Chávez, a través de la Superintendencia de Bancos de Venezuela (Subeden), Mi casa, Inverunion y Banco Sol, tenían como principal cliente a organismos estatales. Las autoridades financieras del país han asegurado que Mi Casa Entidad de Ahorro y Préstamo será fusionada, por absorción, por el Banco de Venezuela, mientras el Banco del Sol será liquidado. Los últimos tres bancos que ha intervenido el Gobierno de Hugo Chávez, a través de la Superintendencia de Bancos de Venezuela (Subeden), Mi casa, Inverunion y Banco Sol, tenían como principal cliente a organismos estatales. Las autoridades financieras del país han asegurado que Mi Casa Entidad de Ahorro y Préstamo será fusionada, por absorción, por el Banco de Venezuela, mientras el Banco del Sol será liquidado.

Las estadísticas oficiales indican que al cierre de noviembre el Estado tenía colocado en las tres entidades financieras, que no controlan más del 3% de los depósitos del sistema, 1.446 millones de bolívares.

Las autoridades financieras del país han asegurado que Mi Casa Entidad de Ahorro y Préstamo será fusionada, por absorción, por el Banco de Venezuela, mientras el Banco del Sol, Banco de Desarrollo será liquidado. En cuanto a Inverunión Banco Comercial las autoridades aún no tienen claro que hacer.

Sudeban informó que el Banco del Sol posee 1.498 usuarios, de los cuales 97,91% tienen garantizados sus depósitos. En Inverunión, 1.686 clientes, que representa 95,31% de los ahorristas, tienen aseguradas sus inversiones. Mi Casa, registra 162.266 personas, de las que el 98,45% están en iguales condiciones.

La Subiden anunció la intervención a puertas cerradas de InverUnion, Banco Del Sol y Mi Casa, tres pequeñas entidades financieras del país, a principios de semana, just6ificando su decisión por sus problemas administrativos y gerenciales graves, que ha llevado a las entidades financieras a una situación de falta de liquidez que no les permitía cubrir sus obligaciones a corto plazo. Con estas intervenciones, que ya suman 11, si contamos las de 2009, el Estado concentra cerca del 25% del sector financiero nacional.

A finales del pasado año 2009 los cuatro bancos del empresario Fernández Barrueco fueron intervenidos por su falta de solvencia y el presidente Hugo Chávez aprovechó la ocasión para lanzar una nueva advertencia a los bancos privados del país, subrayando que podría optar por nacionalizar aquellas instituciones financieras que no cumplan su misión y hagan «negocios con la plata del pueblo» en lugar de dar créditos a los pobres.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA