El “efecto Humala” obliga a Perú a congelar una inminente colocación de bonos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno de Perú ha decidido posponer la colocación de 1.200 millones de dólares. El ministro de Finanzas, Ismael Benavides, ha asegurado que, después de que los rendimientos de la deuda de la nación se elevaran hasta máximo en dos años, algo que los analistas achacan a la preocupación de los inversores por una posible elección de Ollanta Humala como presidente del país, se va a posponer la venta hasta que la deuda del país se recupere. El Gobierno de Perú ha decidido posponer la colocación de 1.200 millones de dólares. El ministro de Finanzas, Ismael Benavides, ha asegurado que, después de que los rendimientos de la deuda de la nación se elevaran hasta máximo en dos años, algo que los analistas achacan a la preocupación de los inversores por una posible elección de Ollanta Humala como presidente del país, se va a posponer la venta hasta que la deuda del país se recupere.

La situación que vive Perú desde que Humala obtuviese el primer puesto en la primera vuelta de las elecciones peruanas, es complejo. El “efecto Humala”, como algunos de¡nominan a al desplome de los bonos, la volatilidad en Bolsa o la caída del sol, la moneda nacional, parece responder a la supuesta alianza que el político nacionalista mantiene con el presidente venezolano Hugo Chávez.

El candidato de Gana Perú, que se ha comprometido a aumentar el control estatal sobre la sexta economía más grande de América del Sur, se enfrenta a la congresista Keiko Fujimori en una segunda vuelta, que se celebrará el 5 de junio. Benavides ha avanzado que el resultado de la votación será determinante para que el gobierno peruano pueda regresar a los mercados nacionales e internacionales de deuda. «No es un buen momento», dijo Benavides. «Tenemos que esperar hasta que el ruido se establece. Todo dependerá también de quién es elegido. «

Humala, quien en el año 2000 dirigió un levantamiento militar en protestar contra la corrupción en el gobierno de Alberto Fujimori, padre de Keiko, su adversaria política, se ha comprometido a aumentar los impuestos a las ganancias de las empresas mineras y renegociar los contratos con empresas extranjeras si es elegido. Esto le ha granjeado la enemistad de los empresarios del sector minero que, según todos los indicios, estarían haciendo fuerza para que no sea elegido.

Jorge Ramírez, analista de Grupo Corill, lo tiene claro. Al ser preguntado si la volatilidad en el mercado tiene que ver con la segunda vuelta en si, con la posible elección de Keiko Fujimori para la presidencia o con la posibilidad de que Ollanta Humala sea elegido mandatario, ha respondido con un escueto “con la posible elección de Humala”. Ramírez considera que “ningún candidato tiene la segunda vuelta asegurada y ninguno de los dos ha expuesto con claridad sus planes económicos”.

Sin embargo, el analista asegura que “la volatilidad terminará el 5 de junio”, en referencia al día en que se conocerá quien asume la presidencia. “Se está produciendo una ligera recuperación, porque los inversores que se tenían que ir, ya se han ido. Los que se han quedado aguantarán hasta esa fecha”, considera Ramírez, que recuerda que es momento de compras porque “las acciones están muy baratas”.

Por el momento, sin embargo, la incertidumbre sigue generando malas noticias para el presente económico del país. Según el gerente general de GPI Valores, Luis Felipe Arizmendi, más de 13.000 personas han retirado su dinero de los fondos mutuos. Arizmendi considera a su vez que la ‘fuga’ masiva de personas que participan a este sistema se debe al nerviosismo que genera el futuro de las inversiones en el Perú.

Dichos fondos mutuos permiten a personas naturales o jurídicas invertir desde S/.500 en alguna sociedad que administra los fondos de miles de personas y que, a la vez, invierten en el dinero en la bolsa u otro tipo de mercados para generar una mayor rentabilidad.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA