El chavismo estrecha el cerco contra las empresas privadas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Coincidiendo con la gira del presidente venezolano, Hugo Chávez, por Argentina, Uruguay, Bolivia y Colombia, Ricardo Sanguino, preside la Comisión de Finanzas, ha confirmado que estudia la modificación del Código de Comercio junto con el Gobierno. Según ha trascendido, los cambios regularán el funcionamiento de las empresas, los precios y sus ganancias. La aclamación popular de empresarios como Lorenzo Mendoza, a quien algunos han querido ver como posible candidato de la oposición, parecen no haber gustado al Ejecutivo. Coincidiendo con la gira del presidente venezolano, Hugo Chávez, por Argentina, Uruguay, Bolivia y Colombia, Ricardo Sanguino, preside la Comisión de Finanzas, ha confirmado que estudia la modificación del Código de Comercio junto con el Gobierno. Según ha trascendido, los cambios regularán el funcionamiento de las empresas, los precios y sus ganancias. La aclamación popular de empresarios como Lorenzo Mendoza, a quien algunos han querido ver como posible candidato de la oposición, parecen no haber gustado al Ejecutivo.

La Asamblea Nacional está a la espera de las iniciativas del Gobierno. Esto es al menos lo que asegura Sanguino, que señala que no se ha dejado de lado la reforma del Código Comercial. Por su parte, el ejecutivo, de manos de la ministra de Industrias Ligeras y Comercio (Milco), Edmee Betancourt, señaló que la pasada semana que preparan las modificaciones de dicha norma así como la de las leyes de Precios y de Ganancia Máxima.

La posible reforma de la legislación de comercio viene estudiándose, según Sanguino, junto con la de la Ley de la Banca Pública y la próxima revisión de la Ley de Turismo Popular. La pretensión de Chávez de ejercer un mayor control sobre los sectores productivos y distributivos, en contra de aquellos más partidarios del libre comercio, ha hecho saltar las alarmas entre los más suspicaces suspicaces. Temen que esta pueda ser una nueva estrategia para recortar la libertad del empresariado del país.

Algunos consideran que las últimas apariciones de Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, no han beneficiado al empresariado venezolano. Consideran que, pese a que ha sido moderado en sus declaraciones, estas han servido para situarlo en una posición privilegiada de cara a su posible postulación a liderar la oposición. Casi nadie en el mundo político cree que Mendoza pueda ser el candidato de Unidad Democrática. Sin embargo, entre la población, ha adquirido un cierto ascendente, algo que no gusta al chavismo.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA