El banco estatal brasileño financia la construcción de un puerto a LLX

Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en reddit
Compartir en telegram
Compartir en email

El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), la financiera pública brasileña, concederá un crédito de 670 millones de dólares (545,869 millones de euros) a la compañía de logística LLX para que construya un puerto a 80 kilómetros al sur de Río de Janeiro. LLX pertenece al grupo EBX, propiedad del multimillonario Eike Batista. El Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (Bndes), la financiera pública brasileña, ha decidido financiar a la compañía de logística LLX 670 millones de dólares (545.869.000 euros) para construir un puerto a 80 kilómetros al sur de Río de Janeiro. LLX pertenece al grupo EBX, propiedad del multimillonario Eike Batista.

El puerto servirá para exportar el hierro producido por la minera de Batista MMX y otras empresas del mismo grupo, y tendrá la capacidad para desembarcar 50 millones de toneladas al año, cifra que podrá ser duplicada en una segunda etapa.

El proyecto podría alcanzar 1.000 millones de dólares (8.14.7 millones de euros) y el préstamo será dividido en dos operaciones. La primera, por un valor de 225 millones de dólares (183 millones de euros), estará destinada a la compra de equipos de operación portuaria de fabricación nacional. Tendrá un plazo de diez años con una tasa de interés fija de un 4,5% al año. La segunda, que sumará un total de 445 millones de dólares (362 millones de euros), financiará la construcción del puerto y tendrá que ser devuelta en doce años, con una tasa de interés de largo plazo que ahora es de un 6% al año más un 2,18% anual.

La construcción del puerto empezará a partir de julio y está programado que entre en funcionamiento a finales del 2011. Tendrá un total de 52 hectáreas, dos muelles de atraque para transportes marítimos industriales y 21 metros de profundidad, lo que

permitirá recibir grandes embarcaciones.

Estratégicamente situado en una región que es responsable del 72,6% del PIB de Brasil y el 75,1% de las exportaciones del país, el nuevo complejo portuario Sudeste provocará una revolución en el sector portuario brasileño, tal como se puede leer en la página web de LLX. La empresa tiene, además, un gran potencial de crecimiento, ya que lleva muchos años realizando una inversión insuficiente en infraestructura y tiene una clara necesidad de invertir en estaciones portuarias que ayuden al crecimiento sostenido del comercio exterior.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA