Ecuador quiere estrechar lazos con España en materia turística

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Ecuador está dispuesto a conseguir más inversiones del extranjero para no quedarse rezagado en medio del enorme crecimiento de la zona, y ha virado su mirada hacia España como objetivo prioritario. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, orienta esa necesidad de divisas y capital foráneo especialmente hacia el sector del turismo, en el que actualmente empresas españolas se muestran muy interesadas y poseen poca presencia. Precisamente como primera medida se ha firmado un acuerdo entre ambos países para fomentar los flujos turísticos comunes e impulsar una relación económica sólida con validez hasta 2016. Ecuador está dispuesto a conseguir más inversiones del extranjero para no quedarse rezagado en medio del enorme crecimiento de la zona, y ha virado su mirada hacia España como objetivo prioritario. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, orienta esa necesidad de divisas y capital foráneo especialmente hacia el sector del turismo, en el que actualmente empresas españolas se muestran muy interesadas y poseen poca presencia. Precisamente como primera medida se ha firmado un acuerdo entre ambos países para fomentar los flujos turísticos comunes e impulsar una relación económica sólida con validez hasta 2016.

El secretario general de Turismo y Comercio Interior español, Joan Mesquida Ferrando y el ministro de Turismo de Ecuador, Fredy Ehlers Zurita, sellaron el convenio durante una visita diplomática de Mesquida a Ecuador, invitado por las autoridades locales, lo que da idea del interés de Correa en asentar un programa turístico común con España. Además, el acuerdo busca la cooperación empresarial y el intercambio de información entre las industrias turísticas de ambas naciones durante un periodo de cinco años.

Expertos apuntan a que la presencia de empresas turísticas españolas en Ecuador no es demasiado importante debido al recelo que generan las políticas de corte populista desarrolladas por Correa. Un recelo que el presidente ecuatoriano está dispuesto a combatir. «El Gobierno trabaja para que los empresarios españoles inviertan, principalmente en turismo y servicios, en un país que ofrece infraestructuras de primera y un mercado con una economía sólida», dijo Nathalie Cely durante una visita a España en octubre del pasado año, en un claro guiño a los empresarios españoles y a los inversores.

Precisamente una delegación de cuarenta compañías españolas, de gira en la región, ha tenido la oportunidad de reunirse con empresarios ecuatorianos, con el objetivo de impulsar el diálogo en torno a las posibilidades de negocio que ofrece el país andino. El escollo más importante contra el que deberá luchar Correa es el de la desconfianza que muchas empresas españolas sienten hacia Ecuador, ya que el miedo a nacionalizaciones o expropiaciones las ha llevado a moderar su presencia en el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA