Economistas latinoamericanos advierten a España que no volverá a crecer como antes de la crisis

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

España no va a volver a experimentar las cifras de crecimiento económico conseguidas en los años anteriores a la crisis de 2008, según ha explicado José Antonio Ocampo, profesor de la Universidad de Columbia y ex ministro de Hacienda colombiano. España no va a volver a experimentar las cifras de crecimiento económico conseguidas en los años anteriores a la crisis de 2008, según ha explicado José Antonio Ocampo, profesor de la Universidad de Columbia y ex ministro de Hacienda colombiano.

Ocampo, que se encuentra esta semana en Madrid para impartir un curso que la Universidad Complutense de Madrid organiza en la Fundación Ramón Areces, ha explicado que los españoles deberían prepararse para una salida de la crisis progresiva, gradual y, sobre todo, lenta. «No se debe subestimar la duración de una crisis», ha añadido este experto durante su ponencia.

Este economista y sociólogo, que fue ministro de Hacienda de Colombia a finales de la década de los 90, se ha dedicado a exponer ante los asistentes en qué consistió la famosa crisis de la deuda latinoamericana de los años 80 -más conocida como «la década perdida»- y los paralelismos y diferencias entre ésta y la actual crisis de la deuda europea.

En opinión de Ocampo, la zona del euro cuenta a su favor con un prestamista de última instancia, el Banco Central Europeo (BCE), que el continente latinoamericano no tenía. Sin embargo, el economista colombiano ha dicho no terminar de entender por qué esta institución se ha preocupado más por la liquidez de los bancos y no tanto por la deuda soberana de algunos países.

Además, Ocampo también se ha referido indirectamente a Bruselas al argumentar que ante una crisis de deuda «hay que actuar rápido y con apoyo multilateral». Las decenas de reuniones que han mantenido los mandatarios europeos o sus respectivos ministros de Finanzas en los últimos tres años, y los resultados reales derivados de estas demuestran que, en este sentido, «Europa no lo está haciendo bien».

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA