Dos grandes fortunas latinaomericanas controlarán el 9% del Banco Sabadell

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Dos de las grandes fortunas de Latinoamérica salen ‘al rescate’ de Banco Sabadell del que controlarán un 9%. Grupo Gilinski y el fondo Fintech asumirán buena parte de una ampliación de capital por hasta 1.400 millones de euros gracias a la cual la entidad catalana busca reforzar sus finanzas tras el Dos de las grandes fortunas de Latinoamérica salen ‘al rescate’ de Banco Sabadell del que controlarán un 9%. Grupo Gilinski y el fondo Fintech asumirán buena parte de una ampliación de capital por hasta 1.400 millones de euros gracias a la cual la entidad catalana busca reforzar sus finanzas tras el vaciado de caja fuerte que le han supuesto sus últimas compras.

Cuando se complete la ampliación de capital Fintech y Gilinski serán los segundos mayores accionistas del banco, sólo superados por el Banco Comercial Portugués que posee un 4,6% del capital. Tras ellos se situará el fondo estadounidense Blackrock, con un 3,12%.

La ampliación de capital anunciada este lunes por Banco Sabadell se divide en dos tramos. Uno de ellos va dirigido a sus actuales accionistas, que serán los encargados de asumir el restante hasta un mínimo de 1.300 millones de euros después de haber buscado unos 650 millones de euros entre inversores institucionales, el primer tramo de la operación.

De este importe, al que se buscará dueño mediante una colocación de oferta acelerada, los dos inversores latinoamericanos podrían haberse reservado ya dos tercios, según fuentes conocedoras del proceso.

La primera de las fortunas latinas en desembarcar en el capital de la española, Grupo Gilinski, está controlada por el empresario e inversor Jaime Gilinski, el cuarto hombre más rico de Colombia. El banquero lídera la segunda generación de un imperio familiar que inició su padre Isaac y que en su origen se centraba en la industria.

Su desembarco en el Sabadell es la guinda de un plan de expansión internacional que se inició con la compra de las operaciones bancarias de HSBC en Colombia, Uruguay Perú y Paraguay.

Con esta red de sucúrsales reforzaron el Grupo GNB Sudameris, fruto de la fusión de los bancos Sudameris y Tequidama, con cuya adquisición habían vuelto al negocio financiero tras haber vendido en la década pasada su participación en Bancolombia al Grupo Antioqueño.

Además, los Gilinski controlan un banco en Florida, el Eagle Bank, una inmobiliaria en Panamá, London Regional, y Servibanca, la segunda red de cajeros automáticos más nutrida de Colombia.

Mientras tanto, el capitán de Fintech es el conocido inversor mexicano David Martínez, uno de los hombres más ricos de México y habitual de las apuestas por inversores de riesgo. Entre los dos, pasarían a controlar en torno a un 9% del nuevo capital social del banco, en función de cuál sea el importe finalmente colocado.

La entidad catalana cuenta con 170.751 millones en activos y un beneficio a cierre de junio de 123 millones de euros. Sin embargo, su caja fuerte había quedado debilitada tras sus últimas compras para ganar tamaño: Banco Gallego, una división de Lloyds en España y, especialmente, la nacionalizada Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) en el año 2012.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA