Cristina Fernández pone nuevas barreras a los importadores argentinos

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

Los importadores argentinos deberán presentar una Declaración Jurada de Importación (DJAI), para poder introducir en el país productos destinados al consumo. Una medida que resultará una traba a la importación, que el Gobierno ha realizado con el fin de controlar el comercio exterior y mantener el superávit comercial durante esta época de desaceleración global. Los importadores argentinos deberán presentar una Declaración Jurada de Importación (DJAI), para poder introducir en el país productos destinados al consumo. Una medida que resultará una traba a la importación, que el Gobierno ha realizado con el fin de controlar el comercio exterior y mantener el superávit comercial durante esta época de desaceleración global.

Sin embargo, el sector importador espera que la DJAI no dificulte el comercio sino que sirva para a mejorar la transparencia y trazabilidad de las importaciones, haciendo más difícil la subfacturación y el contrabando. Según algunos importadores, un trámite más no genera conflictos, pero podría usarse como una traba pararancelaria más. Pese a ello, las mismas fuentes importadoras aseguran que la medida esto no debería afectar al importador genuino.

Esta medida se enmarca dentro de una serie de políticas económicas, como la que realizó el pasado diciembre el Banco Central de la República Argentina para evitar la fuga de dólares. A partir de esa fecha, las entidades bancarias del país deben enviarle un informe sobre las operaciones de compra de dólares que vayan a realizar en los 10 días hábiles siguientes. Esta nueva norma implicó que las empresas no pudieran adquirir divisas sin expresar su necesidad con el tiempo requerido.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA