Correa reprime una manifestación en defensa de Yasuní

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La decisión del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de abrir la reserva ambiental de Yasuní a la explotación petrolera ha decepcionado a los ciudadanos. Cientos de ecuatorianos, encabezados por los indígenas de la zona, marcharon por las calles de Quito para mostrar su malestar en una manifestación marcada por la represión policial. La decisión del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de abrir la reserva ambiental de Yasuní a la explotación petrolera ha decepcionado a los ciudadanos. Cientos de ecuatorianos, encabezados por los indígenas de la zona, marcharon por las calles de Quito para mostrar su malestar en una manifestación marcada por la represión policial.

Los congregados en la capital ecuatoriana tenían la intención de acabar su protesta en el Palacio de Gobierno, sin embargo no pudieron llegar a la plaza donde se encuentra el edificio, ya que la policía bloqueó todos los accesos.

Ante la presencia del cordón policial se iniciaron varios enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los manifestantes, que denuncian el uso de balas de goma. Los disturbios acabaron con varios heridos y cuatro detenidos, según informa el diario El País.

La protesta estuvo encabezada por los indígenas de la zona, congregados en la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) y la Conferación Kichwa del Ecuador (Ecuarunari). Su intención es que el Ejecutivo de Rafael Correa de marcha atrás en sus intenciones y que se convoque una consulta popular sobre el futuro de Yasuní.

Los ecuatorianos se han mostrado decepcionados con la propuesta del presidente, consideran que se ha dejado llevar por el dinero y por el capitalismo que siempre ha criticado. Las promesas del mandatario de llevar a cabo una “extracción responsable” del “uno por mil” de Yasuní no han convencido a los ciudadanos.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA