Correa intercede para que los ecuatorianos en España no pierdan sus viviendas

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El Gobierno ecuatoriano estudia alternativas para evitar que los ecuatorianos que viven en España, y no pueden pagar sus hipotecas, no sean el objetivo de las entidades bancarias. El impago de los préstamos ya ha provocado unos 3.000 desahucios de ecuatorianos en 2011. El Gobierno ecuatoriano estudia alternativas para evitar que los ecuatorianos que viven en España, y no pueden pagar sus hipotecas, no sean el objetivo de las entidades bancarias. El impago de los préstamos ya ha provocado unos 3.000 desahucios de ecuatorianos en 2011.

El ministro de Exteriores de Ecuador, Ricardo Patiño, ha aprovechado su visita oficial a España para buscar soluciones razonables a este asunto, que favorezca tanto a los afectados como a las entidades bancarias.

La pérdida de viviendas está afectando cada vez más los ecuatorianos que no pueden hacer frente a su pagos, la gran mayoría, debido a que se han quedado sin trabajo. Hace unos años, éstos asumieron hipotecas muy altas que después, cuando la crisis se hizo más evidente y los intereses se dispararon, les ha sido difícil cumplir.

En lo que va de año se han producido unos 3.000 desahucios, resultado de juicios hipotecarios contra ecuatorianos por impago de préstamos. Para frenar los desalojos, Correa propone pedir a la banca española que reestructure las deudas de los ecuatorianos para que paguen una cuota más baja.

Esta medida propone que se pague como un alquiler por la vivienda y, posteriormente, cuando puedan retomar el pago de la vivienda, se considere como parte de la amortización de la hipoteca.

Por el momento, las autoridades ecuatorianas descartan reunirse con las entidades españolas para buscar una salida negociada a este problema. Sin embargo, este asunto será abordado por Patiño y representantes del Gobierno de Correa en reuniones con inmigrantes ecuatorianos que se celebrarán el próximo viernes en Barcelona, el sábado en Madrid y el viernes en Murcia.

Este colectivo no atraviesa su mejor momento en España. Alrededor de 5.000 ecuatorianos habrían regresado a su país natal ante la crisis económica que atraviesa la nación europea.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA