China busca nuevas alianzas en la banca latinoamericana

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El interés que en los últimos años han mostrado los empresarios chinos por ampliar negocios en Latinoamérica no se reduce sólo al sector de las materias primas. El gigante asiático ha puesto su mirada en las compañías financieras de la región y una buena muestra de ello es la presencia, por primera vez en sus 43 años de historia, de tres grandes bancos chinos en la reunión anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), con Ricardo Marino al frente, que se celebra esta semana en Miami. El interés que en los últimos años han mostrado los empresarios chinos por ampliar negocios en Latinoamérica no se reduce sólo al sector de las materias primas. El gigante asiático ha puesto su mirada en las compañías financieras de la región y una buena muestra de ello es la presencia, por primera vez en sus 43 años de historia, de tres grandes bancos chinos en la reunión anual de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), con Ricardo Marino al frente, que se celebra esta semana en Miami.

Según el borrador de las jornadas, el director administrativo para China y Asia de Wachovia Bank, Yung-Chang Ho, dirigirá el panel de expertos donde participarán ejecutivos del Banco de China, el Banco de la Construcción de China y el Banco Agrícola de China.

Las relaciones entre ambas regiones se han consolidado durante este periodo de crisis financiera global, en el que los bancos latinoamericanos, especialmente los brasileños, han conseguido sobrevivir con unos beneficios y un aumento de los préstamos que podrían ser la envidia de las grandes entidades de EEUU.

Este año ese proceso de acercamiento se ha consolidado con grandes inversiones chinas en los países latinoamericanos. En 2009, durante la visita de Lula a Beijing, se anuncio un acuerdo entre el gobierno chino y la petrolera estatal Petrobras, por el cual China a través del Banco de Desarrollo le otorga la financiación de 10.000 millones de dólares a 10 años a cambio de asegurar el suministro de petróleo en el largo plazo al país asiático.

Desde 2000 a la fecha, las exportaciones de Brasil al gigante asiático se han multiplicado por 15. En abril de 2009, por primera vez en la historia de Brasil, China se convirtió en su primer socio comercial, desplazando a EEUU.

Otro de los acuerdos más importantes se produjo en mayo de 2009, cuando China anunció su mayor inversión en Ecuador. Se trata del proyecto hidroeléctrico Coca Codo Sinclair, el más grande del país. Las obras de la hidroeléctrica tendrán un costo de 2.000 millones de dólares y la empresa china Sinohydro ganó la licitación al ofrecer un financiamiento del 85 por ciento de la obra a través de un crédito especial del Banco de Desarrollo de China. Con esta financiación, el gobierno de Beijing se asegura la exportación de materiales para la construcción de esta obra de ingeniería.

Con este panorama, no es de extrañar que los bancos chinos quieran afianzar sus lazos con las entidades financieras de la región. Su resistencia a la crisis también se ha reflejado en la evolución bursátil de estas compañías.

Según un estudio de la consultora McKinsey, el valor de mercado de Citigroup cayó un 92% desde 2006 hasta 2008, el del Bank of America retrocedió un 84% y el del Deutsche Bank, un 77%. En ese mismo período, la capitalización del Banco de Chile cayó sólo un 20%, y la de Bancolombia subió un 3%.

Por eso la colaboración en la industria parece fundamental. También los crecientes flujos comerciales entre Latinoamérica y China han venido creciendo en los últimos años. Actualmente, las exportaciones latinoamericanas a Asia representan el 10% de las exportaciones totales, frente a un 5% de hace una década.

Y las previsiones apuntan a que estas cifras seguirán subiendo en los próximos años. Según los expertos, una de las razones para este positivo pronóstico es la continua demanda de Asia por materias primas y el incremento de la necesidad de productos manufactureros en la clase media latinoamericana.

Felaban es una institución sin fines de lucro constituida en 1965. Agrupa, a través de sus respectivas asociaciones en 19 países del continente, a más de 500 bancos y entidades financieras de Latinoamérica y el Caribe. La XLIII Asamblea Anual de la Federación, que concluye el martes 17, es considerada la mayor reunión de banqueros del hemisferio sur, y sirve además de termómetro para analizar el estado de la banca regional en el año que termina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA