Chile y Perú estudian compartir información sobre gasto militar, pero no lo reducirán

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha anunciado que la homologación del gasto militar propuesta al gobierno peruano no representa la reducción del mismo o su igualación entre los dos países. Piñera ha asegurado que su territorio no se encuentra dentro de una guerra armamentística. Chile es el tercer país de América Latina que más gasta en armamento, al que dedica el 3,5% de su PIB. El presidente chileno, Sebastián Piñera, ha anunciado que la homologación del gasto militar propuesta al gobierno peruano no representa la reducción del mismo o su igualación entre los dos países. Piñera ha asegurado que su territorio no se encuentra dentro de una guerra armamentística. Chile es el tercer país de América Latina que más gasta en armamento, al que dedica el 3,5% de su PIB.

Piñera, en una entrevista al diario “El Comercio” de Lima, Perú, ha asegurado que Chile no está en ninguna carrera armamentista. Sobre la propuesta de homologación que su Gobierno ha realizado al presidente Alan García, Piñera anunció que dicha documento pretende ampliar los carriles de información entre los dos países de una manera que sea fiable para ambos países. El presidente chileno ha aclarado que el fin de un posible acuerdo no será reducir el gasto militar, sino simplemente compartir información.

Ambos países mantienen pleitos abiertos en relación al territorio. La pasada semana, ambos mandatarios decidieron dejar en manos de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la decisión sobre el litigio marítimo que mantienen. En 2008 el Gobierno de García presentó ante La Haya una solicitud para la revisión de los límites marítimos con Chile. García pretende “recuperar” el dominio de 100.000 kilómetros cuadrados de frontera marítima, ahora controlados por Chile tras la guerra del Pacífico (1879-1884).

Chile es, según SIPRI, el segundo país de América Latina que más esfuerzo dedica al gasto militar en relación al PIB, un 3,5%. En 2009, el gobierno de Michelle Bachelet gastó en armas 5.683 millones de dólares (4.288 millones de euros). Por su parte, Perú apenas dedicó el 1,1% de su PIB para armarse, lo que supuso un gasto de 1.502 millones de dólares (1.133 millones de euros). Chile ya maneja una homologación del gasto similar con Argentina.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA