Chile, sede de la cumbre de la CELAC en 2012

Este fin de semana ha quedado constituida la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), una Organización de Estados Americanos sin Estados Unidos y Canadá. Durante la primera cumbre se ha decidido que sea en chile donde tendrá lugar la próxima cumbre, y como consecuencia, el mandatario Sebastián Piñera, ha asumido la presidencia pro tempore del organismo. Este fin de semana ha quedado constituida la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), una Organización de Estados Americanos sin Estados Unidos y Canadá. Durante la primera cumbre se ha decidido que sea en chile donde tendrá lugar la próxima cumbre, y como consecuencia, el mandatario Sebastián Piñera, ha asumido la presidencia pro tempore del organismo.

De esta forma, Venezuela, Cuba y Chile formarán la troika de la organización, y sus mandatarios serán los que asuman el control de la CELAC. Esto puede suponer un grave problema ya que las relaciones entre Piñera y Raúl Castro no son demasiado buenas, tras que el mandatario chileno asegurara que «Cuba no es un gobierno que respete libertades políticas o los derechos humanos, por lo tanto, no es democrático».

Sin embargo, Hugo Chávez ha asegurado que los tres países realizarán un trabajo coordinado y «deberán mantenerse revisando acuerdos y proyectos adoptados, para que no se olviden».

La denominada troika es la figura administrativa que efectuará el control y seguimiento de las acciones y compromisos asumidos, y que se conforma con el presidente actual junto a quien le antecedió y quien le precederá.

Durante la celebración de la cumbre se han firmado numerosos acuerdos, entre ellos, “combatir el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, con estricto apego al Derecho Internacional».

La CELAC también aprobó un comunicado especial sobre el problema mundial de las drogas, que afecta a varios de sus países. En él, subrayan su compromiso en la lucha contra los estupefacientes «con un enfoque integral y equilibrado basado en la vigencia del principio de responsabilidad compartida»; además de pedir a los países desarrollados que reduzcan su consumo.

Asimismo, se pronunciaron sobre el bloqueo que realiza Estados Unidos sobre Cuba, afirmando que “debe llegar a su fin” y reafirmaron su compromiso de apoyar las prácticas culturales y ancestrales de los pueblos originarios.

Sin embargo, quedan algunos flecos, como por ejemplo si la CELAC será un organismo institucional o un foro; así como su las decisiones serán adoptadas por consenso o por mayoría de votos. Al respecto, el mandatario ecuatoriano, Rafael Correa, afirmó que “en principio es un foro, pero poco a poco debe irse consolidando”.

De esta forma, habrá que esperar a que el paso del tiempo determine cuál será la función de esta nueva organización y si realmente conseguirá desbancar a la OEA, como algunos de los mandatarios latinoamericanos han dicho.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA