Chávez intenta tranquilizar a los inversores extranjeros

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente de Venezuela aparta su discurso nacionalizador e invita al inversor extranjero a entrar en el país latinoamericano. Según analistas consultados por Americaeconomica.com, la necesidad de nuevas inversiones y la proximidad de las elecciones del próximo mes de septiembre son los factores clave. El presidente de Venezuela aparta su discurso nacionalizador e invita al inversor extranjero a entrar en el país latinoamericano. Según analistas consultados por Americaeconomica.com, la necesidad de nuevas inversiones y la proximidad de las elecciones del próximo mes de septiembre son los factores clave.

Durante la ceremonia en la que se anunció la alianza estratégica de la petrolera estatal Pdvsa con la compañía energética italiana Eni SpA, el presidente bolivariano Hugo Chávez afirmó que “la experiencia y la capacidad de inversión de petroleras extranjeras es necesaria en Venezuela”. “Lo necesitamos”, puntualizó en un tono poco común en el polémico mandatario.

Michael Bello, analista de la firma Eco Analítica, afincada en Caracas, afirmó a este medio que “se está dando un cambio de estrategia en el sector petrolero extranjero”. “La fusión de Pdvsa con Eni genera al Estado algunos beneficios económicos como el hecho de tener una estructura de distribución ya establecida, y, también es útil de cara a las elecciones de septiembre”, puntualizó Bello, tratando de explicar el por qué Chávez, repentinamente, intenta mimar a las firmas extranjeras cuando hasta hace unas semanas imponía medidas agresivas.

Las elecciones de septiembre son, sin duda, uno de los retos del mandatario venezolano, que hace poco encaró una crisis energética difícil de explicar, teniendo en cuenta el potencial de recursos naturales que tiene este país. Según Bello, “los yacimientos de Venezuela, una vez se han vuelto maduros, echan de menos más inversión”, y ahí es donde Chávez ha terminado por comprender que, o tranquiliza al inversor extranjero, o se queda sin el capital necesario para desarrollar algunos proyectos energéticos.

Política local. En cualquier caso, el experto de Eco Analítica advierte de que “la suavización del discurso del presidente va dirigida a la inversión extranjera, no a las empresas locales”. Estas seguirán sufriendo las medidas agresivas.

Para muchos inversores extranjeros, Venezuela representa un fantasma que asusta. Las fuertes medidas de carácter nacionalizador hicieron que gigantes como Exxon llevase a las autoridades venezolanas ante un tribunal internacional. Además, la reciente devaulación de la moneda local ha puesto en aprietos al mandatario, a la vez que ha aumentado el miedo a invertir en el país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA