Calderón pone límites a los envíos a México de remesas en dólares

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El presidente del Gobierno mexicano, Felipe Calderón, ha decidido poner limites a los envíos de remesas en dólares. A partir de finales de este mes, los emigrantes mexicanos que pretendan enviar dinero a sus familias se encontrarán con ciertas restricciones. El ministro de Finanzas, Ernesto Cordero, ha defendido las nuevas normas con el argumento de que se trata de una medida preventiva contra los traficantes de droga. El presidente del Gobierno mexicano, Felipe Calderón, ha decidido poner limites a los envíos de remesas en dólares. A partir de finales de este mes, los emigrantes mexicanos que pretendan enviar dinero a sus familias se encontrarán con ciertas restricciones. El ministro de Finanzas, Ernesto Cordero, ha defendido las nuevas normas con el argumento de que se trata de una medida preventiva contra los traficantes de droga.

México recibe una cantidad anual cercana a los 8.176 millones de euros en flujo de dólares de dudosa procedencia que podrían provenir del negocio de los narcotraficantes. Ese es al menos el motivo que ha esgrimido, el presidente del país, Felipe Calderón, para imponer nuevas reglas al envío de remesas y a otras operaciones financieras.

Se limitarán los depósitos bancarios en dólares, así como el pago de préstamos y servicios y las operaciones de divisas entre 1.226 y 5.723 euros. Siempre, en función del perfil del cliente. Además, el Gobierno y el sector bancario han llegado a un acuerdo según el cual se ampliará el número de cajeros automáticos mexicanos en un 12% durante este año. Las empresas bancarias ofrecerán más terminales de tarjeta de crédito y débito a las tiendas que operan en las zonas turísticas y fronterizas con el objetivo de reducir las transacciones en metálico.

Por otra parte, los hoteles y otros minoristas tendrán que obtener una autorización para ofrecer servicios de cambio de divisas. Para ello tendrán que operar como agentes bancarios. Estos son terceras personas contratadas por un banco para llevar a cabo operaciones y transacciones financieras básicas. Estas medidas llegan en medio del clima de sangrienta represión hacia las bandas narcotraficantes. Una lucha que Felipe Calderón lleva librando durante tres años y medio.

Sin embargo, muchos analistas consideran que poner límites a los envíos de dólares que los mexicanos residentes en EEUU realizan a sus familias supone un gran riesgo para el crecimiento económico que viene por estas vías. México es uno de los primeros países del mundo que reciben remesas, y el dinero que llega de fuera es fundamental para el Producto Interior Bruto del país.

México es el tercer país del mundo en envío de remesas, después de la India y China. En EEUU, el 70% de los hispanos son de origen mexicano. Los mexicanos que residen allí se acercan a los 23 millones de personas. El envío de remesas es la segunda fuente de mayor importancia de divisas en México. Por todo ello, portavoces del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se manifiestan contrarios a estas medidas. Las nuevas disposiciones, dicen, criminalizan la recepción de remesas y afectan a la economía de las familias más pobres del país.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA