Bruselas exige al presidente Rajoy que apruebe ya los Presupuestos de España

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha exigido al Gobierno español de Mariano Rajoy que apruebe ya los presupuestos y no los retrase hasta después de las elecciones en Andalucía y Asturias. Esta petición se produce después de que, según Reuters, tres funcionarios de la UE hayan acusado a España de inflar el déficit. El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha exigido al Gobierno español de Mariano Rajoy que apruebe ya los presupuestos y no los retrase hasta después de las elecciones en Andalucía y Asturias. Esta petición se produce después de que, según Reuters, tres funcionarios de la UE hayan acusado a España de inflar el déficit.

Mariano Rajoy ya ha recibido el primer toque de atención desde Bruselas. En una rueda de prensa, Olli Rehn ha insistido en que Bruselas espera que el Gobierno de España presente sus presupuestos para este año “lo antes posible” y no espere hasta finales de marzo, como quiere Rajoy. Asimismo, el comisario europeo ha recordado al también líder del PP que el déficit para este año es del 4,4%, con lo que debe ponerse ya a imponer los recortes necesarios para llegar a esta cifra.

Precisamente, el déficit ha protagonizado hoy una intensa polémica. Al mediodía, Reuters desvelaba que, según han asegurado tres altos funcionarios de la comisión, la Unión Europea había detectado presuntas irregularidades en lo referente a este dato económico. En concreto, según esta agencia de noticias, Bruselas acusaba al Gobierno español de haber inflado las cifras de déficit de 2011 para así tener un margen más amplio de mejora en 2012.

El objetivo de déficit para España el año pasado era del 6% del PIB, pero Rajoy anunció, tras su llegada al poder, que el agujero fiscal sería finalmente mayor (por encima del 8%), un hecho que se atribuía al incumplimiento de las comunidades autónomas.

Ante estas duras acusaciones, el Ejecutivo del también presidente del PP no se ha quedado quieto y ha decidido contraatacar. “En breve, actuaremos”. Así de tajantes se han mostrado dirigentes populares, en declaraciones a EL BOLETIN, ante estas duras acusaciones.

Un malestar que ha puesto de manifiesto también el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Alfonso Alonso. “El Gobierno trabaja desde la máxima transparencia y espero que se aclare”, ha recalcado en una rueda de prensa en la Cámara baja nada más enterarse de esta noticia.

Mientras el PP y el Gobierno se afanaban en obligar a una rectificación de Bruselas, desde el PSOE se ha exigido a Rajoy que “aclare de inmediato si ha inflado las cifras del déficit”, según se puede leer en su perfil de la red social Twitter.

Esta controversia también ha salpicado al propio Ejecutivo comunitario que no ha querido confirmar esta situación a este diario, sí que ha asegurado que es “prematuro” aún hablar de sanciones.

El propio comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, ha comparecido para pedir que “no saquemos conclusiones prematuras en esta fase porque de hecho estamos actualmente finalizando nuestras previsiones provisionales”. A pesar de hablar sobre las posibles sanciones, Rehn ha negado hacer cualquier tipo de comentario sobre si es verdad o no que España inflara los datos.

Insuficiente.

Algunos operadores del mercado de deuda aseguraban hoy que el rápido desmentido era oportuno, pero insuficiente. Lo mejor es aclarar por completo cualquier extremo por la simple vía de aplicar la máxima transparencia a las cifras. Decir exactamente, cuál es la desviación y también qué medidas se van a tomar para atajarla, aseguran. Y explican además, que así se conseguirían parar los incesantes rumores que señalan desde hace días que el nuevo Ejecutivo español pensaba trasladar partidas de gasto previstas para 2012 a 2011, para tener más fácil el cumplimiento de los objetivos en este ejercicio, aunque se hubieran incumplido en el anterior.

Estos juegos, además, no gustan en Bruselas. Sobre todo, en Eurostat, un organismo que ya pasó su ‘vía crucis’ particular con los datos falsos de Grecia que avaló por error.

Otro asunto relevante en los círculos financieros, es que se trate de una información publicada por Reuters que llega con el aval de tres altos cargos. O sea que tiene la máxima credibilidad posible. Por eso, el único contraataque posible es, como decíamos antes, publicar ya las cifras oficiales y dejar clara la desviación.

Fuentes del mundo financiero consultadas por EL BOLETIN descartan, sin embargo, la posibilidad de que finalmente España reciba una multa, creen que son procesos que llevan tiempo y que no todos los expedientes que se abren, sí se abren, terminan en sanción.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA