BP vende activos a TNK-BP en Venezuela

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

El grupo petrolero británico BP, presidido por Carl-Henric Svanberg, ha acordado la venta de activos de exploración y producción en Venezuela y Vietnam por un valor de 1.800 millones de dólares (1.299 millones de euros) a la compañía TNK-BP, empresa conjunta que mantiene al 50% con el grupo ruso AAR Consortium. Esta venta entra dentro del programa de desinversión que está realizando la petrolera para poder pagar por el derrame de petróleo en el Golfo de México. El grupo petrolero británico BP, presidido por Carl-Henric Svanberg, ha acordado la venta de activos de exploración y producción en Venezuela y Vietnam por un valor de 1.800 millones de dólares (1.299 millones de euros) a la compañía TNK-BP, empresa conjunta que mantiene al 50% con el grupo ruso AAR Consortium. Esta venta entra dentro del programa de desinversión que está realizando la petrolera para poder pagar por el derrame de petróleo en el Golfo de México.

En un comunicado, la compañía británica ha informado que los activos vendidos representaban reservas por 270 millones de barriles equivalentes de petróleo y una producción de 40.000 barriles al día.

En concreto, BP explicó que la transacción incluye los intereses de la compañía en las sociedades conjuntas en Venezuela de Petroperijá, Boquerón y PetroMonagas, así como las participaciones del 35% de BP en las explotaciones gasistas vietnamitas de Lan Tay y Lan Do.

En total BP planea vender 30.000 millones de dólares(21.651 millones de euros) en activos de petróleo y gas para cubrir los costes de la catástrofe medioambiental en el Golfo de México, tal y como ya ha realizado en otros territorios, como en Egipto, EEUU o Colombia. Con las ventas en Vietnam y Venezuela se acerca a los 11.500 millones de dólares que BP acordó vender en los últimos meses.

«Este acuerdo es una nueva evidencia del rápido progreso de BP hacia el objetivo de desinversiones fijado en julio», destacó el consejero delegado de BP, Bob Dudley.

Además, esta es una oportunidad única para que la empresa rusa TNK pueda expandirse fuera de sus fronteras, donde es el tercer mayor productor de petróleo. «Las adquisiciones en Venezuela y Vietnam marca un hito en la expansión estratégica de TNK-BP en el mercado de energía mundial», ha delcarado Mikhail Fridman, presidente del directorio ejecutivo de TNK-BP y uno de los cuatro multimillonarios conectados con Rusia que poseen la otra mitad de TNK-BP.

En Vietnam, TNK-BP adquirirá la participación del 35% que BP tiene en un proyecto marino de gas condensado, una participación del 32.7% en el gasoducto Nam Con Son, y una porción del 33.3% en la planta de electricidad Phy My 3.

Los tres activos forman un proyecto de integrado de gas y energía con una capacidad de producción de 30,000 barriles de equivalente de petróleo por día, sobre una base de intereses de trabajo

No será la primera incursión de Mikhail Fridman en Latinoamérica. Tal y como cuenta CUBA ECONÓMICA, la compañía rusa Alfa Group, presidida por el magnate Mikhail Fridman, lleva a cabo un proyecto pequeño, en la ciudad de Nícaro, en Holguín, con el que se propone extraer níquel, hierro, cromo y cobalto aprovechable de los desechos industriales.

Algunos observadores le dan mucha importancia a este negocio que debe empezar a operar en la segunda mitad de 2011, porque supone la irrupción en el tejido productivo cubano de la compañía Alfa Group, a través de su filial A1. En los ambientes diplomáticos se asegura que la familia Castro está muy interesada en que salga bien esta empresa mixta, que los inversores rusos han constituido con Commercial Caribbean y de la que poseerán un 49%. Consideran que así será más fácil que el gigante del níquel Norlisk se convierta en un socio alternativo a la Sherrit. Desde entonces no ha habido más noticias de Rusia.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA