BNP Paribas, último obstáculo de Humala para conseguir el respaldo internacional a su política económica

Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on reddit
Share on telegram
Share on email

La Bolsa de Lima empieza a caer menos. Lo que podría indicar que Humala está a punto de conseguirlo, pero todavía tiene que superar algunos obstáculos. A pesar de sus llamamientos a la calma y de la intensa actividad de sus asesores, con crédito en la prensa económica mundial que se multiplican para repetir que el político nacionalista de izquierdas peruano, quiere ser el nuevo Lula y no un Chávez más. Aún le quedan detractores con poder en los ambientes financieros internacionales. Por ejemplo, los analistas del banco francés BNP Paribas que, en una durísima nota a sus clientes, se han mostrado convencidos de que si Ollanta se convierte en presidente, el milagro económico peruano se desvanecerá tras una década triunfal. La Bolsa de Lima empieza a caer menos. Lo que podría indicar que Humala está a punto de conseguirlo, pero todavía tiene que superar algunos obstáculos. A pesar de sus llamamientos a la calma y de la intensa actividad de sus asesores, con crédito en la prensa económica mundial que se multiplican para repetir que el político nacionalista de izquierdas peruano, quiere ser el nuevo Lula y no un Chávez más. Aún le quedan detractores con poder en los ambientes financieros internacionales. Por ejemplo, los analistas del banco francés BNP Paribas que, en una durísima nota a sus clientes, se han mostrado convencidos de que si Ollanta se convierte en presidente, el milagro económico peruano se desvanecerá tras una década triunfal.

Los expertos de la entidad financiera gala hablan para un público de gran importancia. Ellos han dirigido a muchos inversores internacionales hacia Perú en los últimos tiempos, por éso es muy peligroso que ahora indiquen a su clientela que el camino correcto es la puerta de salida.

Hace unos días, Moody’s, sin embargo, la agencia de calificación de riesgos de impago cuyo mayor accionista es Warren Buffet, calificó de adecuadas las propuestas económicas de Humala, pero, aparentemente, el informe no tuvo el impacto esperado sobre los mercados peruanos. El Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (IGBVL) cerró ayer con una pérdida del 6,22%, el mayor descenso en los últimos tres años, y retrocedió un 12,39% en tres días. Sin embargo, quizá la recomendación empieza a hacer efecto. Hoy, la tendencia bajista se mantiene pero se atenua y al cierre de esta edición, la caída sólo llegaba al 1,97%.

En cualquier caso, la nota de BNP Paribas de la que hablábamos al principio, aportaba algunos argumentos inquietantes. Una presidencia del candidato nacionalista de izquierdas desgarraría la estabilidad del Banco Central, ya que los flujos de inversión extranjera se reducirían. Tal y como está sucediendo estos días desde que el líder de Gana Perú, junto con Keiko Fujimori, ha pasado la primera vuelta y se ve con más posibilidades de llegar al poder.

Sólo la presencia de Humala como posible ganador ha puesto nervioso a los mercados peruanos. Los operadores bursátiles consultados por Americaeconomica.com señalan que hasta dentro de seis meses no se podrá determinar el impacto financiero, los daños, que ha causado la incertidumbre política en el país. Desde el 7 de noviembre de 2008, Perú no había vuelto a registrar un desplome tan acentuado en la Bolsa. El IGBVL cerró ayer con una pérdida del 6,22% y retrocedió un 12,39% en tan sólo tres días.

Pero el calibre de esta caída en los mercados peruanos no ha obtenido declaración alguna por parte del actual presidente de Perú, Alan García. El mandatario se encuentra en la región de Amazonas inaugurando una carretera. Al parecer, García prefiere mantenerse al margen de esta polémica, ya que si hablara, debería decantar su palabras a favor de alguno de los dos aspirantes.

Sin embargo, el problema financiero que acarrea la incertidumbre política, no es sólo incumbencia de los inversores internacionales, sino de todo el ciudadano de a pie. Por ello, el mandatario debería pronunciarse, al menos, hacia su pueblo. La mayoría de los trabajadores del país tienen un fondo de pensiones, éstos invierten en bolsa, por lo que el futuro económico de muchas personas está en peligro si la plaza limeña sigue acumulando desplomes históricos.

Esta ha sido la única vez que el líder de Gana Perú se pronunció respecto al desplome. Esta vez, Félix Jiménez, jefe del Plan de Gobierno de Humala, ha salido en su defensa. Jiménez, que fue director general de crédito público del ministerio de economía y finanzas durante el mandato de Toledo, indicó que Humala ha descartado categóricamente hacerse cargo de empresas privadas, a diferencia de Chávez y el presidente de Bolivia, Evo Morales, que se han apoderado de los bancos y las petroleras. Jiménez quiso desligar a su líder de cualquier relación que le una a las políticas chavistas. Tras esta declaración, todo parece indicar que los votos que reunió Toledo, ayudarán en una segunda vuelta a Ollanta Humala.

Por cierto, no sólo Humala ha sido el provocador del caos en los mercados peruanos, que Keiko Fujimori también esté presente en la segunda vuelta, también genera desconfianza en los inversores. De hecho, el que fuera ministro de trabajo durante el gobierno de su padre, Alberto Fujimori, que ahora cumple prisión por violar los derechos humanos, Jorge González, también ha salido a calmar al mundo financiero.

El economista aconsejó mantener dinero ahorrado y, de ser posible, comprar acciones a bajo precio. Además, ha recomendado a los peruanos con poder adquisitivo aprovechar esta situación y comprar acciones baratas que en el futuro puedan ser vendidas a un alto precio. Según González, lo ideal es mantener el dinero en soles en depósitos a plazo fijo.

Con mucho apoyo de terceras personas van a tener que contar ambos candidatos a la presidencia de Perú para que los mercados y la población vuelvan a la normalidad y estabilidad que reina en el país desde hace diez años.

TE PODRÍA INTERESAR

DEJA UNA RESPUESTA